Sociologia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3516 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LOS IMAGINARIOS SOCIALES EN EL MITO, LA RELIGIÓN Y EL CONOCIMIENTO POSITIVO *Gustavo Pinzón Sánchez Introducción En la tradición académica de la sociología, desde los clásicos del siglo XIX y principios del XX hasta los postclásicos contemporáneos, el tema de la “comunidad y la sociedad, lo tradicional y lo moderno, lo primitivo y lo civilizado, el campo y la ciudad, lo rural y lo urbano” hapermanecido en la base de sus discusiones epistemológicas que tratan de comprender e interpretar las múltiples formas de organización social, las que subsisten en sus diversas manifestaciones de conservación, transición, hibridación y cambios. La riqueza de la multiplicidad de sociedades y culturas es la expresión empírica más fehaciente del colapso del proyecto monolítico de “una modernidad” que seconcretaría en el tercer estado, cuya característica singular es la consolidación del desarrollo científico tecnológico, que ahora se caricaturiza con el fin de la historia, de Fukuyama, y la aldea global del mercado en el modelo Neoliberal, en un acto de exhumación de los restos positivistas del otrora tan vilipendiado por los críticos liberales y tan amado por los conservadores amigos del orden yel progreso: Augusto Comte. Comte planteó la ley de los tres estados por los cuales atraviesa la historia del espíritu humano: “La primera fase es la mitológico-teológico, en la que el hombre hace depender los fenómenos naturales de la voluntad de poderes personales superiores. La segunda fase consiste en un período metafísico, en el que se sustituye el antropomorfismo del primer tiempo porentidades abstractas denominadas fuerzas, esencias, naturalezas intrínsecas, formas o almas. En la tercera fase, el período positivo, conoce el hombre finalmente cuál es la misión y esencia del saber humano. Ahora se limita este saber a lo “positivamente dado”, es decir, lo que es aprehensible en la experiencia sensible externa e interna, y realmente se nos da de un modo “inmediato”. Esto es yarealidad y no ficción”. 1 En el estado mitológico-teológico los dioses son materializados en los elementos de la naturaleza: el sol, la luna, las estrellas, el agua, o en héroes antropomorfos que por sus acciones alcanzan el nivel de dioses, o animales y plantas que se convierten en los símbolos totémicos que explican el origen de los hombres. Las
1

Hirschberger, Johanes. Historia de la Filosofía.Tomo II. Barcelona, Editorial Herder, 1981. pág. 345-347 * Sociólogo, Magíster Sociología de la Cultura, Universidad Nacional, Bogotá. Profesor Facultad de Ciencias Humanas y Bellas Artes. Universidad del Quindío. Director Centro de Estudios e Investigaciones Regionales CEIR. Universidad del Quindío

sociedades que se encuentran en estas condiciones se caracterizan por sus creencias religiosaspoliteístas. En el estado metafísico “Dios” (con mayúscula) es una abstracción omnipotente y única que le da explicación a todo; a lo celeste y lo terreno, a lo divino y lo humano, al saber y la ignorancia, a la moral y la ética; de tal manera que rige el destino pasado, presente y futuro de todos los creyentes en las religiones monoteístas. Un caso típico de esta cosmovisión es el cristianismo ytodas sus vertientes católicas y protestantes, cuya figura antropomorfa de Jesús –Cristo es el hijo de una relación mágica entre un Dios inmortal y la Virgen María, una mujer mortal. En el estado positivo o tercer estado, las explicaciones del mundo de la vida se fundamentan en la experiencia, los asuntos del hombre son terrenales y humanos; en consecuencia, no es posible entenderlos a partir demandatos celestiales y divinos; aquí la ciencia y la tecnología son las encargadas del progreso y de la resolución de los enigmas existenciarios del hombre; sin embargo “es bien claro que la ley de los tres estados no es precisamente una comprobación histórica, sino una anticipación teórica; la gran metafísica medieval no eliminó, sino que apuntaló la teología, y la ciencia moderna ha convivido...
tracking img