Socrates

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 36 (8795 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA NUEVA ÉTICA HUMANISTA DE SÓCRATES
La cuestión socrática y el problema de las fuentes:
Se estima que nace entre el 470 y 469 y muere en el 399, a los 70 años de edad (todo A.C). Muere como consecuencia de la condeno por impiedad, se lo acusaba de no creer en los dioses de la ciudad y de corromper a los jóvenes con sus doctrinas; pero detrás de tal acusación hay profundos resentimientos devarios tipos y maniobras políticas.
Sócrates no se movió nunca de Atenas, solo para participar de compañas militares; tomo parte en varias batallas pero no quiso participar en la vida política, porque juzgaba negativamente los métodos con los cuales venia administrada la cosa publica por aquellos tiempos. Dio prueba de valentía en la vida militar, también en la vida pública, oponiéndose a lamayoría cuando consideraba que ésta no perseguía causas justas sino que lesionaba la justicia. Esta independencia de carácter, y fidelidad a la verdad, lo llevo a la muerte, siendo obligado a quitarse la vida bebiendo una copa de cicuta.
Era un hombre de gran contemplación y meditación. Se dice que era de feo aspecto físico, pero su personalidad provocaba una tal fascinación que no se podía estarante él en actitud indiferente. Platón comenta en el Banquete, la gran capacidad que tenia de expresar la verdad, para mostrar como en el poder de convencer con la palabra que poseía Sócrates había algo divino.
En la vida de Sócrates se pueden distinguir dos momentos: por un lado se ocupo de la filosofía de los llamados físicos, luego fue cambiando de actitud filosófica. Fue madurando supensamiento y fue polemizando con los Sofistas.
NUNCA ESCRIBIÓ NADA: la fuente mas antigua para conocer a Sócrates es el autor de comedias Aristófanes, con su comedia “Las nubes”, que es una parodia de nuestro filosofo y también un violentísimo acto de acusación contra su enseñanza y sus aparentemente nefastos influjos sobre la juventud. Sócrates viene considerado como un sofista, y, en cierto modo, elpeor de los Sofistas.
La segunda fuente, en orden cronológico es Platón. Pero el testimonio platónico esta condicionado por dos presupuestos que comprometen estructuralmente su credibilidad histórica. En primer lugar, Platón al tener una gran exaltación de la figura de su maestro, termina por transfigurarla y transformarla en un símbolo. En segundo lugar, Platón pone en boca de Sócratesprácticamente toda su propia doctrina: aquella juventud, la de su madurez y de su vejez, lo cual no resulta evidentemente creíble. La mayor parte de estas doctrinas no son las de Sócrates, sino creaciones intelectuales de Platón.
El tercer autor es Jenofonte, en sus “Dichos memorables de Sócrates”, pero solo fue oyente de Sócrates por muy breve tiempo.
La cuarta fuente es dada por Aristóteles, quehabla de Sócrates solo ocasionalmente, pero dice de él cosas que se consideran importantes. Pero no tuvo contacto directo con Sócrates.
Ninguna fuente parece que puede ser aceptada de modo unilateral. Lo que nos ayuda a entender cual ha sido el verdadero pensamiento filosófico de Sócrates, es el constatar el brusco cambio a que viene sometida la filosofía después de Sócrates, y esto vieneconfirmado por la comparación con el pensamiento de los filósofos precedentes. Sócrates es sin duda uno de aquellos pocos personajes de la historia de la filosofía capaz de determinar por si mismo un cambio de rumbo de toda la visión de la realidad.

La ética socrática:
El centro del pensamiento de Sócrates es el ser humano, su comportamiento moral en el cuadro de la polis, de la ciudad en la quese desarrolla su vida.

Sócrates frente a la filosofía de la physis: La actitud de los sofistas frente a la filosofía de los físicos es negativa, a la cual dio una forma paradigmática Gorgias en su tratado Sobre la Naturaleza o Sobre el no-ser, en el cual buscaba demostrar la perfecta incompatibilidad entre el ser, por un lado, y el pensamiento y la palabra humana, por otro.
La actitud de...
tracking img