Sofi en la zoocretaría

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1273 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Sofi en la zoocretaría
Sonreía mientras la enfundaban en ese vestido color azul que mucho le recordaba al que había visto portar a Bella, la encantadora y encantada entonces, protagonista del cuento clásico por todos conocido como la bella durmiente. No podían entonces faltar las zapatillas blancas de piso aun, por la corta edad de aquella niña, para evitar la mala postura a la que obligan loszapatos con tacón.
La madre diligente daba unas vueltas al listón que la nena llevaba en la cintura y que poco a poco culminaba en un gran moño que se ceñía en su tierna espalda para después retocar el peinado sencillo, pero con el suficiente cuidado que requería acomodar esa abundante cabellera oscura como la noche sin luna que enmarcaba un rostro contrastantemente blanco pero sin rayar en lapalidez. Como que aquella piel aun no era víctima del sol de la madurez.
Con sumo cuidado bajaba entonces de un pequeño salto de aquel banquillo que tenía su lugar junto al tocador justo frente al espejo; tomaba la mano de su madre que de última hora se detenía un breve instante, la miraba de pies a cabeza y como previniendo un posible desastre tomaba el fijador en aerosol y daba una leve rociadaen el peinado de la nena; y ahora si caminaban a la puerta.
Ya en la calle se encuentran camino al paradero del autobús con doña flora, una vecina siempre inconforme con todo que como casi todos los días habíase encontrado un nuevo malestar que se sumaba a la interminable lista de achaques que en opinión de su propio medico no eran más que el resultado de una mente con gran imaginación yconvencimiento tal como para inventarse dichos males y simular los síntomas casi a la perfección aun sin dar positivo en las pruebas medicas mas especializadas.
Saludaba doña flora a Sofía y a su madre más que por educación por la constante curiosidad por saber sobre la vida de los demás vecinos y en este caso por la interrogante de a donde se dirigían madre e hija siendo aun muy temprano por lamañana.
Doña Rosi, madre de Sofi respondió al saludo de forma que trató de evitar lo que ya suponía:
que la vecina la abordaría con una plática que por mucho superaba el modo de hablar adjudicado a un personaje del mimo de México, Mario Moreno “Cantinflas” que a bien se denomina cantinflear y que consiste básicamente en palabrear sin llegar a nada concreto. Luego entonces comentó que si salía tempranoera para acudir a las oficinas de la Secretaría de Vivienda para hacer algunas consultas sobre los pagos de su casa. Después de haber dicho esto, aspiro una gran bocanada de aire y cerró los ojos como queriendo ausentarse de ese sitio para no escuchar la avalancha de injurias que doña flora lanzaba a diestra y siniestra en contra de todo organismo público que se le venía a la cabeza.
Entretantas cosas utilizó innumerables adjetivos a los cueles la pequeña niña puso especial atención por considerarlos relevantes e interesantes para por fin saber cómo era ese lugar al que se dirigía en compañía de su madre.
Así hizo nota en la mente cual si fueran ingredientes de alguna receta con el afán de comparar lo escuchado con algo conocido y entonces sumó uno a uno esos adjetivos: mulas, víboras,changos, pericos (palabra que derivó de una altisonante que su aun no corrompida mentecilla transformó en algo más inocente y por ella conocido), urracas, perros(as), cabras (derivada de forma similar a perico), ratas y demás fauna que la obligaba a pensar que su madre la llevaría a una especie de zoológico.
Y como cuando uno despierta repentinamente, sin pensar en los modales dio un tirón a lamano de su madre e interrumpiendo la fabula que contaba doña Flora preguntó con toda la emoción con la que lo haría un pequeño si los planes eran ir al zoológico.
Con un impresionante impulso de la lengua y adelantándose a la respuesta de la madre, la vecina se apresuro a decirle a la nena que si bien su destino ese día no era ir al zoológico si lo haría a un circo y comenzó de nuevo la lluvia...
tracking img