Sol a media noche capituo 16

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5370 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Sol de Medianoche.  Capítulo 16,   “Bienvenida” 
 
 Salimos de su casa cuando la  mañana aun no terminaba.  Al parecer Bella se había recuperado completamente.
A una velocidad  humanamente “normal” cruzamos el pueblo.  Me había dejado conducir, solo, debido a que no conocía el camino  hacia  mi casa. 
Lentamente, y enfatizo lentamente,  fuimos dejando las casas atrás, una tras otra hasta quenos  encontramos en el pequeño camino, adentrando nos  hacia el bosque, donde,  semi escondida del mundo humano, se  encontraba nuestra casa.  
—¡Guau! — Dijo asombrada. 
Para mi solo era una casa, una propiedad, una entre tantas que poseía la familia, distribuidas en todo el mundo. Cuando no viviamos en ellas, eran arrendadas.   Dejandonos así  un ingreso bastante considerable. Pero sabíaperfectamente que aquello no era lo mismo para Esme y Carlisle.   Cada pared reconstruida, cada piso  agregado.   Cada árbol, casa piedra   significaban algo para ellos. 
—¿Te gusta? —.   Le dije sonriente ya que  sus ojos estaban abiertos como dos grandes platos. 
—Tiene... cierto encanto—.  Me dijo  recobrando la compostura y  tratando de sonar desinteresada.
 Le tiré la coleta y reí por lobajo.   Rápidamente bajé del coche para abrir su puerta.   Cuando estuvo  abajo le pregunte: 
—¿Lista? —.  
—Ni un poquito... ¡Vamos! —.
 Visiblemente estaba que salia corriendo.  No paraba de  sacudir su ropa y  alisar su pelo.  Trató de reír nerviosamente pero ni eso pudo hacer.
Trate lo mejor que pude de reconfortarla. 
—Tienes un aspecto adorable—.  Le dije mientras la tomaba de la mano.  Enesos momentos pense en Rosalie.  ¿Qué diria si me viera ahora?.  Pobre Emmett.  Pero lo que mas le gustaba de ella era eso precisamente.   “Cada loco con su tema”.  
 
Caminamos hacia la casa tomados de la mano.  Bella sudaba como si nos encontráramos bajo el sol mas inclemente. Froté su mano para tranquilizarla, pero no dio resultado. 
Podía  persibir a mis padres que nos esperaban  junto a laentrada.  Esme estaba simplemente feliz y mi padre orgulloso.  Al vernos nos brindaron una sonrisa de bienvenida pero  prudentemente no se acercaron, tratando de no asustar a Bella. 
—Carlisle, Esme, os presento a Bella. 
—Sé bienvenida, Bella—.  Dijo mi padre acercándose hacia ella y alzó su mano lentamente,  Bella se acerco un poco mas para estrecharla.  
—Me alegro de volver a verle, doctorCullen—.  Dijo  solemnemente ella.  
—Llámame Carlisle, por favor—. 
Bella le brindó una amplia sonrisa.  Mi padre  estaba gratamente sorprendido.  Esme imitó a mi padre y se presentó de igual manera.   
—Me alegro mucho de conocerte —. Le dijo ella. 
—Gracias. Yo también me alegro—. De pronto me acordé de Alice, quería preguntarle si había tenido  mas noticias sobre nuestro  desconocidosamigos. 
—¿Dónde están Alice y Jasper?—.   Pero al  terminar de formular esta pregunta aparecieron en lo alto de las escalera.   
—¡Hola, Edward! —.
 Alice  se lanzó  escaleras abajo corriendo y se detuvo justo frente a Bella.   No había sido tan prudente como mis padres.  Pero creo que la culpa era toda mía.  Debería haber permitido que la conociera hace algún tiempo ya.    ¿Pero como podíapermitirlo?,  primero  debía prepararla. 
—Hola, Bella —.  Dijo Alice y después le dio un beso en la mejilla. 
En mi fuero interno me retorsí tratando de  no ver los pensamientos de Alice.   Ella y  Bella amigas, amigas para siempre.   
Para ponerle  la guinda a la torta,   como se dice,  Alices le dijo: 
—Hueles bien.   hasta ahora no me había dado cuenta—. 
Mis padres y  yo nos miramosincredulos.   Que mas podíamos decir ante esto.   Pero justo en ese momento Jasper salio a escena.   Y digo escena por que eso era un verdadero circo.  Agradecí que usara sus poderes para calmar  un poco los animos.  Pero permanecí vigilante de sus pensamientos. 
—Hola, Bella — Le saludo.  Y agradecí  nuevamente que mantuviera su distancia. 
Bella contestó a su saludo y le sonrio tímidamente. 
—Me...
tracking img