Solo es el camino, no mi destino

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2465 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Sólo es el camino, no es tu destino
Pon tu mirada en la meta, no en el camino que puede estar lleno de dificultades.
Por: Pastor Cash Luna, octubre 10, 2010
Todos vamos en camino hacia nuestro destino. Hay cosas en la vida que parecen el destino pero solamente son etapas. Me cuesta comprender a los empresarios porque al perder dinero en algún negocio creen que ya se perdió todo pero seolvidan que es necesario sumar y restar para ver el balance y sacar conclusiones. El hecho de perder en algo no nos hace perdedores. Hay que diferenciar entre un evento y una actitud de vida.  Veamos a Dios, aunque nos cueste creerlo, debo decir que Él también ha perdido en algún momento. Perdió a Adán y a Eva por el pecado que cometieron; Caín también se perdió porque mató a su hermano, así que encierto momento Dios se arrepintió de haber hecho al hombre porque le dolió lo que estaban haciendo.  La generación que sacó de Egipto también se perdió. Muchos murieron en el desierto por el pecado y fue la siguiente generación la que logró entrar en la Tierra Prometida. El hijo pródigo también se le perdió al Padre Eterno. Entonces, debemos notar que no todas las etapas son para ganar.

Al finaldel los días, cuando vayamos ante Su presencia, es un buen momento para hacer cálculos y saber si realmente perdimos o ganamos.

Como decía un famoso narrador deportivo guatemalteco: “hasta el último out se habla” y no debemos anticiparnos a la derrota porque estamos hechos para ganar. Una pelea consiste en más de un round.  Cuando somos jóvenes pensamos que la vida siempre es sumar pero poco apoco descubrimos que mucho consiste en restar. El cabello es un ejemplo.  Antes teníamos muchísimo, ahora ya no tanto. Yo recuerdo cuando me rasuré por primera vez, tenía solamente una pelusa como de durazno  pero veía un gran bigote que luego realmente era bastante aunque ahora ya es escaso. Tanto sumar como restar son parte de la vida.

No estamos solos en la aflicción

En Juan 16:32-33 Jesúsdice: He aquí la hora viene, y ha venido ya, en que seréis esparcidos cada uno por su lado, y me dejaréis solo; mas no estoy solo, porque el Padre está conmigo. Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.

Jesús estaba consciente que en algún momento de su vida se quedaría sin la compañía de los discípulos y otraspersonas, pero realmente no estaría solo porque el Padre siempre lo acompañaría.  A veces sentimos que estamos sin compañía, nuestros padres, hijos y amigos nos abandonan o simplemente no sentimos su presencia pero no estamos realmente solos porque el Padre está con nosotros.  No debes ver lo que pierdes sino lo que sigues teniendo.  Si te lamentas y dices: “ni el Chapulín Colorado puededefenderme”, significa que no te has dado cuenta que tienes el consuelo de tu Padre que nunca te abandona. Jesús nos hace ver esto para que tengamos paz.

Imitemos la actitud del Señor y no veamos la aflicción sino el triunfo que podemos lograr en Cristo Jesús. En la vida tendremos aflicciones por hacer lo malo y por hacer lo bueno. Eso es inevitable. La vida en Cristo es difícil pero sin Él es imposible.Podremos tener aflicción por fumar y también por dejar de hacerlo, por hacer negocios lícitos o por hacer trampas, por decir la verdad o seguir mintiendo, por dejar a la amante o tener una doble vida. La aflicción es segura, la cuestión es elegir tenerla por la razón correcta. Los inteligentes hemos escogido tener aflicciones por hacer lo bueno porque lo malo, además de afligirnos nos lleva alinfierno.

El apóstol Pablo nos recuerda en Romanos 8:16-18: El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios. Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados. Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria...
tracking img