Somos pinochos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1256 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
SOY ESPÍRITU
POR
LUZ MARINA PUERTA A
INTRODUCCIÒN
Recordemos el cuento infantil de Pinocho
Hace mucho tiempo, un carpintero llamado Gepeto, como se sentía muy solo, cogió de su taller un trozo de madera de pino y construyó un muñeco al que llamó Pinocho.
-¡Qué bien me ha quedado! -exclamó-. Lástima que no tenga vida. Cómo me gustaría que mi Pinocho fuese un niño de verdad.
Tanto lodeseaba que un hada fue hasta allí y con su varita dio vida al muñeco. (Que seguía siendo de madera)
Después de algunas pinochadas dijo el Hada Azul. -Esta vez tu nariz volverá a ser como antes, pero te crecerán la nariz y las orejas si vuelves a mentir
Así, Pinocho se fue a la ciudad y se encontró con unos niños que reían y saltaban muy contentos…………..
Y, de repente, empezaron a crecerle unasorejas de burro. Pinocho se dio cuenta de que le habían crecido por mentir y se arrepintió de verdad.
Se fue al colegio y luego a casa, pero Gepeto había ido a buscarle a la playa con tan mala suerte que, al meterse en el agua, se lo había tragado una ballena.
-¡Iré a salvarle! -exclamó Pinocho.
Se fue a la playa y esperó a que se lo tragara la ballena. Dentro vio a Gepeto, que le abrazó muyfuerte….
Así lo hicieron y salieron nadando muy deprisa hacia la orilla. El papá del muñeco no paraba de abrazarle.
De repente, apareció el Hada Azul, que convirtió el sueño de Gepeto en realidad, ya que tocó a Pinocho y lo convirtió en un niño de verdad.
CUERPO DEL TRABAJO
Génesis 1:26
Y dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces de la mar, yen las aves de los cielos, y en las bestias, y en toda la tierra, y en todo animal que anda arrastrando sobre la tierra.

GÉNESIS 2:7
"Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente. "

Dios ha dado al hombre “aliento de vida”, no solo nos hizo como a los otros seres vivos, como los animales, las plantas, losríos y los mares sino que impregnó en nosotros, por estar hechos a su imagen y semejanza, su aliento de vida. Es decir su espíritu. Ésa es la diferencia entre el hombre y los seres de la creación, por eso Dios encarga al hombre de señorear los demás seres vivientes, porque el hombre tiene el poder de Dios para ser el mayordomo de la tierra.

Esto hizo del hombre un ser espiritual, con lacapacidad de servir y tener comunión con Él. Dios es el autor de la vida física del hombre, pero también es el autor de la vida espiritual del hombre a través del soplo de vida. ¿Quién mejor para guiar al hombre, que su Creador? Pinocho fue creado con amor y esperanza por el carpintero, quien deseó vida para él y por medio de un poco de “magia” la obtuvo, pero de inmediato Pinocho suelta la mano de sucreador y se siente libre para hacer sus pinochadas olvidando la guía y orientación de su padre. Seguía siendo un muñeco de madera que se enredó en el mundo y fue incapaz de ser leal y amoroso con su creador. Así el hombre recibe la vida física y espiritual, el edén, el poder para señorear toda creatura viviente, además recibe su primer llamado a la obediencia,
Gen 2:16
Y mandó Jehová Dios alhombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; 
2:17 mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás. 
Pero ¿vemos la diferencia con pinocho?
¿Cuántas veces hemos sido pinochos? O mejor aún ¿seguimos haciendo pinochadas?.
Por magia el muñeco de madera se movía y vivía, Nosotros por el espíritu somos semejantes aDios, una semejanza que al hombre le cuesta tener en su corazón, le cuesta sentirla, vivirla, sujetarla para sí. Soy espíritu no un trozo de barro o de madera con movimiento. En mi ser está el espíritu de Dios y con mi hacer permito que Él viva en mí o no. Puede no ser muy claro para el hombre los mandatos de Dios pero por la sujeción debemos obedecer.

Después de mucho equivocarse Pinocho...
tracking img