¿Son las desgracias un castigo divino?

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (762 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
¿Son las desgracias un castigo divino?
“Siento como si me estuvieran castigando”, dijo una mujer de cincuenta y tantos años cuando se le diagnosticó cáncer. Pensando en una falta que había cometidoaños atrás, comentó: “Creo que Dios se está cobrando mi pecado”.
MUCHOS piensan que sus problemas son un castigo divino por algún error del pasado. Abrumados por una mala racha, quizá se lamentendiciendo: “¿Por qué a mí? ¿Qué he hecho para merecer esto?”. Ahora bien, ¿indican nuestras desgracias que Dios está indignado con nosotros? ¿De veras serán un castigo del cielo?
Siervos fieles quesufrieron calamidades
Pongamos por caso el relato bíblico sobre un hombre llamado Job, quien, después de perder en un instante todas sus posesiones, sufrió la muerte de sus diez hijos a causa de unvendaval. Al poco tiempo contrajo una repugnante enfermedad que lo debilitó totalmente (Job 1:13-19; 2:7, 8). Su trágica situación lo llevó a clamar: “La mano de Dios me ha golpeado” (Job 19:21, NuevaVersión Internacional). Por lo visto, tal como muchas personas de hoy, Job creía que sus desgracias eran un castigo divino.
No obstante, la Biblia señala que antes de que le pasara todo esto a Job, Jehováya lo consideraba “un hombre sin culpa y recto, temeroso de Dios y apartado del mal” (Job 1:8). Así pues, estas palabras demuestran que lo que le sucedió a Job no fue un castigo de Dios.
La Bibliacontiene, además, muchos otros relatos de personas buenas que sufrieron adversidades. Por ejemplo, José fue un siervo leal de Dios que estuvo injustamente encarcelado durante años (Génesis39:10-20; 40:15). Timoteo, un cristiano fiel, padeció “frecuentes casos de enfermedad” (1 Timoteo 5:23). Y Jesucristo mismo, quien nunca pecó, fue maltratado con crueldad antes de su angustiosa muerte (1 Pedro2:21-24). De lo anterior se desprende que las situaciones trágicas no tienen por qué hacernos pensar que Dios nos desaprueba. Entonces, si él no es el causante del sufrimiento, ¿quién lo es?
¿Por qué...
tracking img