Sonia y la muerte del animal

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1750 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
SONIA Y LA MUERTE DEL ANIMAL

Su poesía canta el destino de la impronta que arroja la estirpe
humana a su naturaleza aún reservada
y que, de este modo, la salva
(Heidegger 1990: 19)

El principal problema al intentar entrar a una obra de arte de cualquier índole, sea musical, sea pictórica, sea arquitectónica o ya sea literaria, pasa por lo ya dicho por Heidegger (1996):

“Elderrumbamiento de un mundo o el traslado a otro es algo irremediable, que ya no se puede cambiar. Las obras ya no son lo que fueron. No cabe duda de que siguen siendo ellas las que contemplamos, pero es que ellas mismas son esas que han sido” (16)

Como es posible ver, Heidegger nos pone a experimentar la historicidad de la obra de arte, lo que nos remite inmediatamente a considerarla como momento,puesto que en cada instante la obra cambiaría, siendo así un devenir indetenible. De allí que se vuelva fundamental entender lo que Adorno (2003) planteaba en la imagen de los fuegos artificiales, entender que una obra de arte es experimentar una fugacidad instantánea, que, sin embargo, tiene un momento en el cual surge, es decir, es histórica. Pero el arte es una creación constante, cada vez que unser-ahí experimenta una obra, la re-crea desde sí mismo[1], es decir, la interpreta. Es esto lo que, de cierta forma, justifica que podamos pensar sobre una obra de arte que ya fue creada de antemano, puesto que la re-creación debe pasar por la aprehensión del ser de la obra, es decir, toda reflexión acerca de una obra artística debe dar cuenta de la esencia de la misma, esencia que a pesar de servariable, siempre se presenta por el contenido de verdad que se manifiesta en ella. De esta forma, es que podemos entrar en una obra artística intentando develar el mundo que abre la obra (Hediegger 1996), intentando captar la esencia de ella, que se adentra en nosotros mismos a partir de su carácter de cosa.

Según lo anterior, para poder descubrir la esencia de la poesía de Georg Trakl, estoes, el mundo que nos abre, debemos entender su escritura misma, pues por medio de ésta es que se ha creado dicho mundo. Aunque no intento dar cuenta cierta del mundo que abre la poesía de Trakl, lo que Heidegger llama el “Poéma único” (1990), si deseo mostrar como uno de sus poemas, Sonia, se relaciona con el mundo, en cuanto histórico, y con nosotros mismos. Si bien Heidegger en El habla en elpoema (1990) advierte que sólo desde los particulares poemas es posible comprender el “Poéma único”, pero que igual, desde cada particularidad es posible entender cierta parte de ese todo, así, en cada poema se expresa la esencia del arte. Entonces, trabajar desde un poema permitiría acercarnos a la apertura que Trakl propone desde los elementos que evidencia, en este caso, Sonia.

Contemplaal animal que muere (vv. 11)

Nos dice uno de los versos de Sonia, pero ¿es ese animal lo que generalmente se sabe como animal? No, no es el animal “no pensante”, no es el perro o el lobo. Cuando Trakl nos habla sobre “el animal” nos está hablando del hombre mismo, “el animal pensante” (Heidegger 1990: 4). Pero ¿qué sería el hombre entendido de esta manera? Parece claro que al comparar alhombre con un animal se le está arrebatando su carácter divino[2], sin embargo, Trakl va más allá de esta simple alusión. Tenemos al hombre que al perder lo sagrado se ha perdido a sí mismo, es decir, al ponerse al servicio de la razón incondicional, de la idea de progreso y la producción masificada ha perdido la noción de sí y de lo que lo rodea, se ha visto y ha visto a lo demás como objetos con unautilidad, como utensilios para lograr sus fines. Así, el hombre de la modernidad es visto como un animal incapaz de reconocerse, de reconocer lo sagrado que lo rodea, pues solo reconoce, al igual que el animal, su instinto de supervivencia.

¿Qué significa entonces que ese animal muera? En cuanto a la muerte en Trakl, Heidegger (1990) nos dice: “«La muerte» significa poéticamente el «declive»...
tracking img