Sonido de campo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 56 (13995 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LLEGADA DEL SONIDO
Los intentos para conseguir que las películas mudas hablaran no se dieron a partir de mediados de la década de 1920 como cabría esperar, sino que empezaron desde el mismo nacimiento del cine.

El gramófono de Emil Berliner y el fonógrafo de Edison ya son precedentes para acoplar el sonido al cinematógrafo. El principal problema no resulto ser de orden técnico, simplementelas compañías preferían rentabilizar el nuevo "espectáculo", el cinematógrafo (mudo), y en eso dedicaron todos sus esfuerzos. El sonido, por el momento, no interesaba.
Dos décadas después del nacimiento del cinematógrafo, los ejecutivos de Hollywood empiezan a preocuparse por la competencia comercial de la radio. En las frías tardes de invierno, o cuando se producía algún evento deportivoretransmitido en directo, los potenciales espectadores de las salas de cine preferían quedarse en casa, escuchando la radio. Esta fue la primera batalla que tuvo que librar el cine con otro medio (igualmente, en los años cincuenta sería la televisión la que amenazaría su supervivencia). La radio era más cómoda, gratuita y, en cierta forma, subrayaba la importancia del sonido, el principal defecto del cine.La industria cinematográfica tuvo pues que moverse y actuar, sino quería perder a su público. Se necesitaba un avance técnico importante.

En el año 1926, la Warner compra el sistema de sonido Vitaphone de la Western Electric. Este proceso permitía sincronizar por separado la película muda con un disco fonográfico con la banda sonora. La Warner empezó a explotar el sistema en cortometrajesmusicales protagonizados por cantantes líricos y populares, y para grabar la música de films mudos como Don Juan, del mismo 1926.
En el 1927 se da el gran paso cuando la Warner estrena El cantor de jazz, dirigida por Alan Crosland. En pantalla, ante el asombro de millones de espectadores, se podía ver y sobretodo escuchar a Al Jonson cantando.

El film reventó todos los cines donde se exhibió. Elmudo tenía los días contados. Con el Vitaphone de la Warner, también salieron el Movietone de la Fox, y el Photophone de la RCA. Estos dos últimos se diferenciaban del Vitaphone en algo esencial, ambos eran sistemas ópticos que incorporaban una banda para el sonido en la misma película, junto a cada fotograma, lo que permitía una sincronización perfecta. La polémica duró poco, y finalmente seimpuso el sistema óptico.
Una vez oficialmente "inventado", las principales dificultades prácticas a la hora de aplicar el sonido al cine empezaban por los rodajes. Las cámaras, verdaderos tanques que emitían molestos ruidos, tuvieron que cubrirse con pesadas e incómodas protecciones para aislar el ruido; los platos debían modificarse completamente, hasta entonces nadie se había preocupado deinsonorizarlos y utilizar materiales adecuados para recubrir paredes y suelo; por su parte, los cines y teatros de todo el mundo tuvieron que invertir en una remodelación total de sus instalaciones para poder proyectar los nuevos talkies (films hablados).
La suerte de guionistas, técnicos y sobretodo actores cambió por completo con la llegada del sonido. El caso de los actores es sintomático y muyconocido. Grandes estrellas como Buster Keaton, Harold Lloyd o Lillian Gish vieron truncadas sus carreras para siempre, al no ser capaces de acoplarse bien al sonido; algunos descubrieron que simplemente no podían actuar porque su voz era mala, o su dicción incorrecta. Otros más jóvenes como Greta Garbo tuvieron mejor suerte y triunfaron en el sonoro habiendo empezado en el mudo. En el caso de losdirectores, por un lado estaban intocables como D. W. Griffith (¡el mismísimo padre del lenguaje cinematográfico!) del que nunca más se supo, y por otro, jóvenes como Hitchcock o John Ford, que evolucionaron sin demasiados problemas en la nueva coyuntura. Mucho hicieron por esta situación las grandes productoras, las cuales ante la necesidad de hacer de sus nuevos talkies un producto de éxito seguro,...
tracking img