Sor juana inés de la cruz

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1053 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de octubre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El poema "Quéjase De La Suerte: Insinúa Su Aversión A Los Vicios, Y Justifica Su Divirtimiento A Las Musas" es un soneto filosófico-moral de Sor Juana Inés de la Cruz. En el estilo barroco, el poema empiece con un gran apóstrofe, "En perseguirme, Mundo, ¿qué interesas? " El Mundo mayúsculo se refiere a la fuerza de la suerte, lo que no se puede cambiar. Parece que Sor Juana se lamenta de latribulación de su vida, pero es una acusación enmascarada de la sociedad patriarcal. En realidad, su "Mundo" es del rígido sistema de castas y la chovinista Iglesia Católica de México del siglo XVII. A ella no le molesta el destino insensible, sino la sociedad patriarcal que la persigue.
Sor Juana continua, "¿En qué te ofendo, cuando sólo intento poner bellezas en mi entendimiento y no mientendimiento en las bellezas?" Con este retruécano, Sor Juana establece su crítica de una cultura superficial mientras que defiende sus intenciones intelectuales. Ella contesta que sus estudios no son ilícitos ni malos, sino que ella se esfuerza por lograr una mayor comprensión. La antítesis entre lo superficial y lo profundo es una característica recurrente del soneto, y el próximo cuarteto dice,"Yo no estimo tesoros ni riquezas; y así, siempre me causa más contento poner riquezas en mi pensamiento que no mi pensamiento en las riquezas." De esta manera, Sor Juana hace críticas sutiles a la hipocresía de la sociedad patriarcal. Los hombres fingen valorar lo profundo, pero a ella la atacan por hablar la verdad. No disputan sus ideas, solo le condenan porque es una mujer y las mujeres notienen la aptitud para pensar profundamente. Ella señala la ironía y la injusticia del sistema.
El poema termina, "Y no estimo hermosura que, vencida, es despojo civil de las edades, ni riqueza me agrada fementida, teniendo por mejor, en mis verdades, consumir vanidades de la vida que consumir la vida en vanidades." Otra vez Sor Juana sostiene la locura de fijarse en las vanidades y lastrivialidades. El tiempo reclama todos los tesoros, y nada permanece. Entonces, es mejor que recoga el conocimiento intangible. Va tan lejos que sugiere que atacarla es un desperdicio y una vanidad. La sociedad patriarcal y la Iglesia Católica están obsesionadas con la tradición y la idea de mantener el sistema de castas. También es un desperdicio que ella tiene que luchar contra el sistema. Másvale que ella gaste la energía estudiando la ciencia, la filosofía, la literatura, y las otras musas, pero la sociedad no se lo permite.
Desafortunadamente, muchas veces los hombres de la sociedad la criticaron por sus actividades intelectuales. Tantas veces Sor Juana tuvo que defender su pasión por el aprendizaje. La más famosa de estas ocasiones es la "Respuesta De La Poetisa A La Muy IlustreSor Filotea De La Cruz." En la carta, Sor Juana ella responde a las críticas de una "Sor Filotea," el seudónimo de un oficial de la iglesia. Sor Juana asume un tono muy respetuoso y agradecido por los consejos. También, ella le agradece a "Sor Filotea" por publicar la "Carta Atenegorica." En sus cartas ella toma el papel de una monja y mujer humilde del siglo XVII, y por eso puede disimular sulógica. En la "Carta Atenegorica," Sor Juana usa la liturgia de la Iglesia para apoyar la capacidad de la mujer, diciendo,
"Creo cierto que si algo llevare de acierto este papel, no es obra de mi entendimiento, sino sólo que Dios quiere castigar con tan flaco instrumento la, al parecer, elación de aquella proposición: que no habría quien le diese otra fineza igual, con que cree el orador quepuede aventajar su ingenio a los de los tres Santos Padres y no cree que puede haber quien le iguale. Y pensando que no se estrechó la mano de Dios a Augustino, Crisóstomo y Tomás, piensa que se abrevió a él para no poder criar quien le responda. Que cuando yo no haya conseguido más que el atreverme a hacerlo, fuera bastante mortificación para un varón tan de todas maneras insigne; que no es...
tracking img