Sor juana y su pasion por el estudio en respuesta a so filotea de la cruz

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1652 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 22 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Sor Juana y su pasión por el estudio
en Respuesta a sor Filotea de la Cruz
En un mundo cerrado de la sociedad aristocrática de la Nueva España nace Juana Inés Ramírez de Asbaje un doce de noviembre de 1651 en el pueblo de San Miguel Neplantha, en México.
Hija bastarda y sin recursos, serian sin duda algunos de los cercos que delinearían su andar. El dominio patriarcal de la época, laintolerancia de la iglesia, y su condición de mujer, le impedirían consagrarse a su inclinación natural por los estudios y en especial por el arte de escribir. La represión y la incomprensión de la época la fueron llevando a tomar la decisión de entrar a un convento y utilizar los hábitos como disfraz para llevar una vida que le permitiera acceder a los libros y relacionarse con el mundo exterior. Sinembargo, es en el claustro donde sor Juana Inés de la Cruz se enfrenta al poder masculino, que está representado en las figuras de su confesor, el padre Antonio Núñez de Miranda y del arzobispo Agüiar. Es allí mismo en el claustro donde sor Juana escribe, estudia, enseña, investiga, y por ultimo sucumbe o calla.
Su pasión por las letras y su conocimiento en múltiples disciplinas hacen pensar enuna mujer nada frágil, por el contrario dotada de una enigmática personalidad y con dote especial o divino como ella misma en algún momento lo reconoció.
La mujer del siglo XVI era mirada casi como un animal doméstico cuya tarea primordial era servir para la reproducción y la permanencia decorosa de la misma. Así sor Juana aprendió los quehaceres de la casa, a bordar y a cocinar, pero esta últimaactividad, ella la elevo a un rango sin igual cuando en su respuesta a sor Filotea le expone los secretos naturales: Veo que un huevo se une y fríe en la manteca o aceite y, por el contrario, se despedaza en el almíbar (Juan Carlos Melo 510). Indudablemente, sor Juana era una mujer que tenía un conocimiento singular y único. Estaba dotada de una sensibilidad de espíritu extraordinario, difícil deentender como todo lo que le pertenece al mundo espiritual y que a la vez está elevado a la categoría de lo inusual.
… lo que sí es verdad, que no negaré, que desde que rayó la primera luz de la razón fue tan vehemente y poderosa la inclinación a las letras que ni ajenas represiones …, ni propias reflejas… han bastado a que deje de seguir de este natural impulso que Dios puso en mi (RosaPerelmuter Pérez 487). Es interesante ver como sor Juana expone su pasión por las letras y atribuye esta inclinación a Dios. Él era el único que realmente conocía a sor Juana y ella así lo asumía; también Dios era su mejor recurso para amparar y justificar su acción pues solo lo que de Dios se desprendía se aceptaba no sin antes pasarlo por el filtro de la conveniencia y de la manipulación quefavoreciera a los poderes de Iglesia y Estado.
Sor Juana no estaba plenamente convencida de ello, cuando en otros instantes de su Respuesta a sor Filotea de la Cruz ella se expresa con respecto a su tendencia hacia las letras y estudio, no ya como una inclinación natural impuesta por Dios si no como una negra inclinación.
Cuando sor Juana y sus escritos empiezan a dar cuenta de su inteligencia y profundosaber, su imagen se erige como una amenaza, ya que se la ve como una mujer curiosa, ávida de conocimientos, llena de coraje, expositora de una filosofía femenina que contrastaba con la de las mujeres de su época. Sor Juana se mecía en un oleaje de dudas donde a veces podía confesar su pasión y en este orden hacía valer su feminidad y ejemplarizaba su tenacidad, como cuando describe como de jovencortaba su pelo para así auto imponerse la disciplina de adquirir algún nuevo saber. … que no me parecía razón que estuviese vestida de cabellos cabeza que estaba tan desnuda de noticias (Juan Carlos Melo 496). Pero de otro lado, ese mismo oleaje de sentimientos de dudas la salpicaba de angustia, de culpa, y la atribulaba. En este vaivén sor Juana sucumbía irremediablemente y su torpe pluma y...
tracking img