Speak now

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1263 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
~Speak Now.

Miré el reloj una vez más.
7:00 pm en punto.
Respiré hondo y caminé unos pocos pasos más hasta que la iglesia se impuso frente a mí, casi podía pensar que me sonreía burlona, feliz de verme sufrir por lo que estaba a punto de pasar en ella.
—No lo haré, no le arruinaré la vida a Ashley—Susurré para mí misma, pero mis pies ya se movían hacia el recinto.
Estaba por entrar yentonces recordé que no estaba lo que se dice 'oficialmente invitada', así que corrí a esconderme entre las cortinas color lavanda que decoraban el arco principal. Miré hacia el interior-teniendo extremo cuidado en que nadie me viera espiando-y vi a los amigos de él, todos muy bien vestidos, incluso Nicholas, el novio de mi mejor amiga Stephanie estaba ahí, con un smoking color gris perla,balanceándose sobre sus talones, mirando hacia todos lados con una cara tan larga que casi daban ganas de reír.
A él tampoco le gustaba para nada Ashley.
En la otra fila de bancas vi a los amigos de la novia, al igual que a toda la familia Greene, todos vestidos en colores pastel, bastante típico de Ashley, que en su histeria pre-nupcial quiso vestir a toda su familia como le dio su gana.
'Vamos Dem,ella no te hizo nada, ¿no crees que es demasiado... bravucón de tu parte odiarla?' me había dicho una vez Steph, pero yo tenía mis motivos. Me hice para atrás, pensando que no era del tipo de chicas que se creen muy rudas y hacen una escena frente a todos, pero entonces recordé la charla que había tenido con Taylor la noche pasada...
'—Es la última oportunidad de hacerle saber a Joseph lo quesientes, si no lo haces lo pierdes, para siempre, ¿entiendes cuánto tiempo significa 'para siempre'?—La rubia abrió mucho sus hermosos ojos azules.
Yo suspiré abrumada.
—Pero sería grosero arruinar la boda, Ashley no me ha hecho nada como para hacerlo—Me encogí de hombros.
Tay bufó.
—Mira, me importa poco si te agrada lo que te diré o no, pero, tú amas a ese chico y él te ama a ti, solo que ambosson lo bastante idiotas como para no aceptarlo, y Ashley aprovechó eso para engatusar a Joseph, ahora están a 23 horas de casarse y tú tienes que impedir esa boda.
Mi mandíbula atravesó el suelo; todo lo que había dicho era cierto, era tremendamente cierto.
—Mañana a las 6:55 pm, te llevaré a la iglesia yo misma y espero verte salir con Joe sino te daré una buena patada en tu lindo trasero—Sonrió.Yo solo pude asentir.'
La horrenda marcha nupcial comenzó a sonar y me sacó de mis cavilaciones, aunque para mi sonaba más como una canción luctuosa. Miré ansiosa hacia el altar y lo vi.
Se veía tan guapo y elegante ahí de pie, con su traje negro contrastando su piel nívea y su cabello color carbón ligeramente despeinado. Tenía una expresión extraña, no estaba triste, pero estaba muy lejos deverse feliz, parecía estar más en un velorio que en su boda. El dolor atravesó mi corazón como un rayo en una noche de tormenta, 'su boda' se oía horrible, hubiera deseado que fuera 'nuestra boda'. Miraba los adornos del recinto algo turbada, yo sabía por sus propias palabras que él quería una boda sencilla, sin mucha parafernalia de decoración, total y completamente diferente a la novia, laiglesia parecía más una feria de pueblo que una boda.
Stephanie fue la primera en entrar al recinto, con un hermoso vestido color azul cielo que resaltaba su cabello rubio platinado, después vino Selena, con su característica sonrisa radiante que contagiaba alegría a todos. Ambas se veían hermosas.
Entonces Ashley atravesó las puertas de la iglesia, con su hermoso vestido estilo victoriano flotandoa su alrededor como un halo; caminó del brazo de su padre hasta donde estaba Joe, y una vez ahí la ceremonia comenzó.
A cada minuto que se acercaba el momento decisivo, mis nervios crecían y crecían, tan pendiente estaba de ellos que por poco y no prestaba atención a lo que pasaba.
—... todo aquél que tenga algo en contra de esta unión, que hable ahora o calle para siempre—Sentenció el cura....
tracking img