Spinoza su discurso

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 30 (7369 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Un gigante que se dedicó a la tarea fue Spinoza, para lo que abrevó de dos grandes del pensamiento que escribieron mientras él era muy joven: Descartes y Hobbes. Con ellos nace la filosofía moderna, nace el idealismo.
Descartes pasó los últimos veinte años de su vida filosofando en Holanda, país natal de Spinoza, adonde su familia había huido de la intolerancia española de marras.
Descartesmarca una ruptura en el método de la filosofía, y propone un método nuevo, que parta desde la duda más radical. De todas nuestras proposiciones podemos dudar; deberíamos, pues, ensayar alguna sobre la que podamos obtener alguna dosis de certidumbre.
Es la misma época en que Calderón de la Barca escribía los hermosos versos que ponían en duda la existencia de la realidad: “¿Qué es la vida? Unfrenesí. ¿Qué es la vida? Una ilusión, una sombra, una ficción, y el mayor bien es pequeño, que toda la vida es sueño y los sueños, sueños son”.
¿Cómo puedo probar que no estoy soñando? se pregunta Descartes, y llega a la única proposición de la que no puede dudar: lo que existe es mi duda, y por ello existe el pensamiento en el que se expresa mi duda. De allí el celebérrimo Cogito, ergo sum: Pienso,por lo tanto, existo.
La existencia del pensamiento era necesariamente cierta. A partir de este punto Descartes se propone recuperar las restantes partes de la realidad. Después de demostrar que, por el hecho de pensar, él existía, logró extraer una conclusión adicional. 
Su mente le ofrecía una idea clara y distinta de un ente perfecto. Esta idea no se podía haber originado en su personaporque él, Descartes, era imperfecto. Por lo tanto, se debía haber originado justamente en el ente perfecto, Dios. Aquí se retoma el medieval argumento ontológico, que hemos mencionado entre los que se adujeron para demostrar la existencia de Dios.
Descartes ha avanzado, ya ha logrado dos aseveraciones válidas: él existe, y Dios existe. Pero adicionalmente es necesario demostrar que, junto con elsujeto pensante y Dios, existe también la realidad exterior, lo que Descartes llama “la extensión”. Es la tercera demostración cartesiana.
La realidad podría ser una mera fantasía, ya que tiene propiedades “cualitativas” como color, olor, gusto, etc. Como las propiedades cualitativas son percibidas por nuestros sentidos, no describen la realidad exterior, sino algo interno nuestro.
Sin embargo,hay algo que rescata a la extensión y le da vida propia, independiente de la percepción del sujeto pensante. Se trata de las características “cuantitativas” que, por ser independientes de nuestros sentidos, recuperan la realidad. Éstas pueden ser percibidas con la razón: son las propiedades matemáticas, como alto, ancho, etc.
La verdad ha sido descubierta, entonces, no por la experiencia, sino porla razón. Se ha alcanzado así una formulación moderna del racionalismo. Descartes arriba finalmente a su ansiada conclusión. Hay dos aspectos: un alma pensante y un cuerpo, extenso pero no pensante. Su doctrina es dualista: hay pensamiento y hay extensión.
Los animales viven solamente en el reino de la extensión, son como autómatas. Los humanos viven en los dos reinos. Ya había sostenido GómezPereira a mediados del siglo XVI que los animales no tienen sensibilidad de ningún tipo y actúan como meras máquinas. Descartes compara el cuerpo o extensión precisamente con una máquina; este paralelo derivará un siglo después en la filosofía materialista de Julien La Mettrie, autor de El hombre máquina (1748), que pudo ser publicado también en la liberal Holanda.
Aprovechemos la mención deesta filosofía para citar al otro materialista, que fue la segunda fuente de Spinoza: esta vez un inglés. Thomas Hobbes fue pionero en ofrecer una justificación no religiosa para el Estado político.
El primer paso en el método de Hobbes, consistió en aceptar las leyes de la naturaleza, incluida la primera de ellas: el deber de buscar la paz. En buena medida, reaccionaba contra la anarquía que...
tracking img