Steve jobs, el testamento

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2504 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Vivir |6 Oct 2011 - 10:00 pm

"Tienen que encontrar eso que aman"

La vida de Steve Jobs por Steve Jobs
Por: Steve Jobs

Este es el discurso que el cofundador de Apple, fallecido el miércoles a los 56 años, pronunció en 2005 en la ceremonia de graduación de la Universidad de Stanford. Es un resumen humano, sincero, de su vida.

Cuando apenas tenía 20 años Steve Jobs se convirtió en elcofundador de Apple. / Foto: Ann Yow-Dyson - Flickr

Me siento honrado de estar con ustedes hoy en su ceremonia de graduación en una de las mejores universidades del mundo. Yo nunca me gradué de una universidad. A decir verdad, esto es lo más cerca que jamás he estado de una graduación. Hoy deseo contarles tres historias de mi vida. No es gran cosa. Sólo tres historias. La primera historia setrata de conectar los puntos Me retiré del Reed College (Portland, Oregon) después de los primeros seis meses y seguí yendo de modo intermitente otros 18 meses o más antes de renunciar de verdad. Entonces, ¿por qué me retiré?

Todo comenzó antes de que yo naciera. Mi madre biológica era joven, estudiante de universidad y soltera, y decidió darme en adopción. Ella creía firmemente que quienes meadoptaran tendrían que tener un título universitario. Por lo tanto, todo estaba arreglado para que apenas naciera fuera adoptado por un abogado y su esposa; salvo que cuando nací, ellos decidieron en el último minuto que en realidad deseaban una niña. Así que mis padres, que estaban en lista de espera, recibieron una llamada a medianoche preguntándoles: “Tenemos un niño no deseado, ¿lo quieren?”.Ellos dijeron: “Por supuesto”. Posteriormente, mi madre biológica se enteró de que mi madre nunca se había graduado de una universidad y de que mi padre ni siquiera había terminado el bachillerato, así que se negó a firmar los papeles de adopción definitivos. Sólo cambió de parecer unos meses más tarde, cuando mis padres prometieron que algún día yo iría a la universidad. Y 17 años más tarde fuia la universidad. Sin embargo, ingenuamente elegí una universidad casi tan cara como Stanford y todos los ahorros de mis padres, de clase obrera, fueron utilizados en mí matrícula. Después de seis meses no era capaz de apreciar el valor de esto. No tenía idea de lo que quería hacer con mi vida y menos aún de cómo la universidad me iba a ayudar a averiguarlo. Y ahí estaba yo, gastando todo eldinero que mis padres habían ahorrado durante toda su vida. Así que decidí retirarme y confiar en que todo iba a resultar bien. Fue bastante aterrador en ese momento, pero mirando hacia atrás fue una de las mejores decisiones que he tomado. Apenas me retiré, pude dejar de asistir a las clases obligatorias que no me interesaban y comencé a asistir irregularmente a las que se veían interesantes. Notodo fue romántico. No tenía dormitorio, dormía en el piso de los dormitorios de amigos, cambiaba botellas de Coca Cola en los depósitos por 5 centavos para comprar comida y todos los domingos en la noche caminaba 11 kilómetros, cruzando la ciudad, para conseguir una buena comida a la semana en el templo Hare Krishna. Me encantaba. La mayor parte de las cosas con que tropecé siguiendo mi curiosidade intuición resultaron no tener precio más adelante. Les doy un ejemplo: en ese tiempo Reed College ofrecía quizás la mejor instrucción en caligrafía del país. Todos los afiches en todo el campus, todas las etiquetas de los cajones, estaban bellamente escritos en caligrafía a mano.

Como ya no estaba matriculado y no tenía clases obligatorias, decidí tomar una clase de caligrafía. Aprendísobre tipografías serif y san serif, de la variación de espacio entre letras, sobre qué hace realmente grande a una tipografía. Fue hermoso, histórico, artísticamente sutil, de una manera en que la ciencia no logra capturar, y lo encontré fascinante. Nada de esto tenía ni la más mínima esperanza de aplicación práctica en mi vida. No obstante, diez años más tarde, cuando estaba diseñando la primera...
tracking img