Succubus revealed 6

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 364 (90904 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
RICHELLE MEAD

DT & FORO AD’

1

RICHELLE MEAD

DT & FORO AD’

2

Georgina Kincaid ha tenido una eternidad para entender al sexo opuesto, pero a veces ellos todavía la sorprenden. Tome a Seth Mortensen. El hombre ha arriesgado su alma para hacerse el novio de Georgina. Sin embargo, con Lucifer como jefe, Georgina solamente no puede colgar sus tacones asesinos e instalarse a la dichadoméstica. De hecho, la fuerzan a transferir sus operaciones... a Las Vegas. La Ciudad del Pecado es un concierto de ensueño para una succubus, pero los aliados de Georgina son sospechosos. ¿Por qué están los poderes tan ansiosos de mandarla lejos de Seattle - y de Seth? Georgina es uno de los activos más valiosos del infierno, pero si hay cualquier salida del negocio succubus ella planificatomarla - no importa cuántas muertes deje tras de sí .Ella solamente espera que las víctimas no incluyan al único hombre que está arriesgando todo...

RICHELLE MEAD

DT & FORO AD’

3

TRADUCIDO POR AURIM. Esta no era la primera vez que llevaba un vestido metalizado, sin embargo sí que era la primera vez que lo hacía en un escenario tan para todos los públicos y familiar como este. ―¡Zorrita!‖La voz de Papá Noel resonó sobre el zumbido de la multitud en el centro comercial y yo me alejé a toda prisa de donde había estado acorralada por un grupo de niños vestidos de Burberry. Desde luego, no era en realidad Papá Noel el que me llamaba. El hombre que se sentaba en la carpa adornada con acebo y lucecitas se llamaba Walter o algo por el estilo, pero exigía que aquellas de nosotras quetrabajáramos como sus ―elfos‖ nos dirigiéramos a él como Papá Noel en todo momento. En cambio él nos había bautizado a todas con el nombre de sus renos o el de los Siete Enanitos. Se había tomado su trabajo muy en serio y decía que los nombres le ayudaban a mantenerse en el papel. Si le cuestionábamos eso, empezaba a obsequiarnos con el cuento de su vasta carrera como actor shakesperiano, una carreraque él afirmaba había llegado a su fin por culpa de su edad. Todas las elfas teníamos nuestra propia teoría de por qué podía haberse truncado su breve carrera. ―Santa Claus necesita otra copa‖ me dijo con un susurro teatrero, una vez llegué a su lado–. ―Gruñona no me lo traerá‖. Inclinó la cabeza hacia otra mujer vestida con traje verde metalizado. Ella estaba conteniendo a un niño que queríazafarse mientras Papá Noel y yo manteníamos nuestra conversación. Vi su expresión de dolor y luego bajé la mirada a mi reloj. ―Bueno, Papá Noel‖ le respondí, ―eso es porque sólo ha pasado una hora desde la última. Ya conoces el trato: un poco en el café cada tres horas‖ ―¡Hace una semana que hicimos ese trato!‖ bufó entre dientes–. ―Antes de que hubiera tanta gente. No tienes ni idea de lo que tieneque soportar Papá Noel‖ –No sabía si era parte de su método interpretativo o sólo un rasgo de su personalidad, pero él también se refería a sí mismo en tercera persona a

RICHELLE MEAD

DT & FORO AD’

4

menudo–. ―Una pequeña acaba de pedirme una nota en SAT1* lo bastante buena para poder entrar en Yale. ¡Creo que tenía nueve años!‖ Me ahorré el sentir un momento de lástima por él. Elcentro comercial en el que estábamos haciendo la campaña de Navidad estaba en uno de los barrios más acomodados de Seattle y las peticiones que recibía él a veces iban más allá de los balones de rugby y los ponis. Los niños también solían ir mejor vestidos que yo (cuando no iba vestida de elfo), lo que no era poca cosa. ―Lo siento‖ espeté. Tradición o no, a veces pensaba que poner a los niños sobre elregazo de un tío viejales ya era bastante escalofriante. No necesitábamos meter además el alcohol en ello. ―Un trato es un trato‖ ―¡Papá Noel no puede más con esto!‖ ―A Papá Noel le quedan cuatro horas para su cambio de turno‖ le señalé. ―Ojalá Cometa estuviera aún aquí‖ contestó de mal humor. ―Ella era mucho más indulgente con la bebida‖ ―Sí, y estoy segura de que ella estará bebiendo sola...
tracking img