Sueño de una noche de verano adaptación

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 26 (6260 palabras)
  • Descarga(s): 0
  • Publicado: 30 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Escena 1

Entran por un lado OBERÓN, con su séquito, y por el otro TITANIA, con el suyo. (Sonido de tormenta)

OBERÓN. —Mal encuentro, por la luz de la luna, orgullosa Titania.

TITANIA. —¡Cómo! ¡El celoso Oberón! Hadas: saltemos de aquí; he renegado de su
lecho y compañía.

OBERÓN. —¡Poco, a poco, jactanciosa coqueta! ¿No soy tu señor?

TITANIA. —¡Ésas son invenciones de los celos!OBERÓN. —Pues ponles tú remedio; de ti depende. ¿Por qué ha de empeñarse Titania
en contrariar a su Oberón? Sólo te pido el niño para hacerle mi paje.

TITANIA. —Deja tu pecho en reposo. El país de las hadas sería insuficiente para
comprarme ese niño. Muerta su madre, al dar a luz al niño, sucumbió; y yo, en memoria suya, educo al muchacho y, en memoria de ella, no me separaré de él.OBERÓN. —Dame ese niño y partiré contigo.

TITANIA. —¡Ni por todo tu reino encantado! ¡Alejémonos, hadas! Si me quedo más
tiempo vamos a reñir de veras.
(Sale TITANIA con su séquito.)

Escena 2

(Oberon queda en escena y aparece Puck)

OBERÓN. — Ven acá, gentil Puck. ¿Te acuerdas de cuando, me senté en un promontorio y oí a una sirena, sobre el dorso de un delfín, entonar un aire tan armoniosoy dulce que el
turbulento Océano se apaciguó a su canto y determinadas estrellas se apartaron
bruscamente de sus órbitas para escuchar la música de la virgen de los mares?

PUCK. —Me acuerdo.

OBERÓN. —En aquel mismo instante ví, sólo que tú no pudiste, que Cupido,
completamente armado, volaba entre la fría Luna y la Tierra. Apuntó a cierta hermosa
vestal, entronizada al Occidente ydesató tan aguda su flecha amorosa de entre su arco,
como si hubiera querido atravesar cien mil corazones. No obstante, observé donde
cayó el dardo de Cupido: sobre una florecilla occidental, blanca ayer como la leche,
ahora purpúrea con la amorosa herida, y a la que llaman las doncellas pensamientos.
Tráeme esa flor; ya te mostré una vez la planta. Su jugo, exprimido en los dormidos
párpados,basta para que una persona, hombre o mujer, se enamore perdidamente de la
primera criatura viviente que vea. Tráeme esa planta y vuelve aquí antes que el leviatán
nade una milla.

PUCK. —Puedo poner un cinturón a la Tierra en cuarenta minutos.
(Sale.)

OBERÓN. —Una vez en posesión de este jugo, acecharé el momento en que Titania
esté dormida y le verteré el licor sobre sus ojos. Entonces elprimer objeto que se
ofrezca a su vista, ya sea un león, un oso, un lobo o un buey, un mico travieso o un
atareado mono, le perseguirá con el alma enamorada, y antes de que yo libre sus ojos
del encanto, como puedo hacerlo con otra hierba, la obligaré a que me entregue su niño.
Pero ¿quién viene? Soy invisible y puedo escuchar su conversación.

Entra DEMETRIO, siguiéndole ELENA.

DEMETRIO.—No te quiero; por tanto, no me sigas. ¿Dónde están Lisandro y la
hermosa Hermia? Mataré al uno: la otra me mata a mí. Me has dicho que se habían
refugiado en este bosque, y aquí estoy, porque no puedo hallar a mi Hermia. ¡Vaya, márchate y no me sigas más!

ELENA. —Tú me atraes, imán de corazón empedernido, pero no es hierro lo que atraes,
pues mi corazón es fiel como el acero. Deja tu poder deatracción y no tendré poder para
seguirte.

DEMETRIO. —¿Te pretendo yo? ¿Te llamo hermosa? O por el contrario, ¿no te digo
claramente que no te amo ni puedo amarte?

ELENA. —Pues hasta por eso te amo más. Soy tu esclava, y cuanto más me pegues,
Demetrio, más te acariciaré. Trátame sólo como a tu esclava; recházame, golpéame,
olvídame, piérdeme; pero por indigna que sea, permíteme siquieraque te siga.

DEMETRIO. —¡No exasperes demasiado el odio de mi alma, pues me pongo enfermo
cuando te miro!

ELENA. —¡Y yo estoy enferma de no mirarte!

DEMETRIO. —Aventuras demasiado tu pudor al abandonar la ciudad y entregarte a
merced de quien no te ama, exponiéndote a la oportunidad de la noche y a la mala
inspiración de un lugar solitario con el rico tesoro de tu virginidad....
tracking img