Sutra del diamante

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 24 (5858 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Sutra del Diamante.
1
Esto es lo que oí una vez cuando el Buda estaba en el parque Anathapindika del monasterio de Jeta Grove, cercano a Sravasti, junto a una comunidad de 1250 Bhiksus o monjes completamente ordenados.
Ese día, a la hora de la ronda de limosnas, el Buda se puso su bata Sanghati, y sosteniendo su cuenco fue a la ciudad de Sravasti a buscar limosnas de comida, yendo de casaen casa. Cuando la ronda de limosnas se completó, retornó al monasterio a servirse la comida del medio día. Entonces se quitó su bata Sanghati, apartó su cuenco, lavó sus pies, arregló su cojín y se sentó.
2
Entonces, el venerable Subhuti se levantó, desnudó su hombro derecho, colocó su rodilla en el suelo, y juntando sus palmas respetuosamente, le dijo al buda: “Honrado por el mundo, esexcepcional el encontrar a alguien como tu. Tu siempre apoyas y muestras especial confianza en los Bodhisattvas.”
“Honrado por el mundo, ¿Si hijos e hijas de buenas familias quisieran elevarse a la insuperable iluminación completa, en que deberían ellos apoyarse y que deberían ellos hacer para dominar su pensamiento?”; El buda respondió, “¡Bien dicho, Subhuti! Lo que has dicho es absolutamente correcto.El Tathagata apoya y muestra especial confianza en los Bodhisattvas. Por favor escucha con toda tu atención y el Tathagata responderá tu pregunta. Si hijas e hijos de buenas familias quisieran elevarse a la insuperable iluminación completa, ellos deberían apoyarse de la siguiente manera.”
El venerable Subhuti dijo, “Señor, estamos tan felices de escuchar tus enseñanzas.”

3
El Buda le dijo aSubhuti, “Así es como el Bodhisattva Mahasattva, domina su pensamiento. ‘Por muchas especies de seres vivos que hayan; sean estas nacidas de huevos, de útero, de la humedad o espontáneamente; sea que tengan forma o no la tengan; sea que tengan percepciones o no las tengan; o que no se pueda decir de ellos que tienen percepciones o no tienen percepciones, nosotros debemos guiar a todos estos seresal nirvana final y así puedan ellos ser liberados. Y cuando este innumerable, inmensurable, infinito numero de seres hayan sido liberados, en verdad nosotros no pensaremos que un solo ser ha sido liberado,’”
“¿Por que es esto? Subhuti, si un Bodhisattva se sostiene en la idea de que un ego, una persona, un ser viviente o un periodo de vida, existe, esa persona no es un autentico Bodhisattva.”4
“Mas aún, Subhuti, cuando un Bodhisattva practica la generosidad, el no se apoya en ningún objeto, es decir que el no se apoya en ninguna forma, sonido, olor, sabor, objeto táctil o Dharma al practicar generosidad. Eso, Subhuti, es el espíritu en el cual un Bodhisattva debería practicar generosidad, no apoyándose en ideas.
¿Porque? Si un Bodhisattva practica generosidad sin apoyarse enideas, la felicidad que resulta no puede ser concebida o medida. Subhuti, ¿piensas que el espacio del Cuarto Este del Mundo, puede ser medido?”
“No, Honrado por el mundo.”
“Subhuti, ¿puede el espacio de los cuartos del Oeste del Sur y Norte del Mundo, de arriba y abajo ser medido?”
“No, honrado por el mundo.”
“Subhuti, si un Bodhisattva no se apoya en ningún concepto mientras practica lagenerosidad, entonces la felicidad que resulta de ese acto virtuoso es tan grande como el espacio de los cuartos del Oeste del Sur y Norte del Mundo, de arriba y abajo. No puede ser medida. Subhuti, el Bodhisattva debería dejar que su mente transcurra en las enseñanzas que acabo de dar.”

5
“¿Qué piensas, Subhuti?. ¿Es posible comprender al Tathagata por medio de señales corporales?”
“No, Honrado porel mundo. Cuando el Tathagata habla de señales corporales, no hay señales para hablar de ellas.”
El Buda le dijo a Subhuti: “En un lugar donde hay algo que puede ser distinguido por formas o señas, en ese lugar yace la decepción. Si tu puedes ver que la forma carece de forma entonces puedes ver al Tathagata”

6
El Venerable Subhuti, le dijo al Buda, “En los tiempos que vendrán, ¿habrá gente...
tracking img