Syd barrett- hipotesis y mariposas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 20 (4790 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Syd Barret: Hipótesis y Mariposas

Syd Barrett se quedó pillado y le tuvieron que echar de los Floyd. En escena aguantaba tocando el mismo acorde una vez tras otra. En los estudios de la EMI se ponía a romper el material. Sus compañeros de grupo temían su mirada alocada y apenas entendían lo que quería decir.
Un día, la furgoneta del grupo pasó de largo, enfrente de su casa. Se sentaba a lasafueras del estudio, pero nadie le invitaba a entrar, aunque tampoco lo pedía.

Pero, ¿por qué?. Ustedes dirán. Hay algo que no cuadra cuando uno se pone a leer su historia. De genio del pop ( iba para estrella interplanetaria después del éxito de "The Piper at the Gates of Down") a esquizofrénico perdido en su sótano de Cambridge en solo dos pasos y dos discos de tarado mental, con destellos degenio y mala producción.

Porque, además, Syd, como todo lo que pudo haber sido y nunca fue o fue a medias, intriga. Y la cosa de que Syd, realmente nunca murió, sino que dejó una especie de envoltorio entre nosotros, en un sótano casi sin amueblar. De alguna manera está ahí, solo le falta un empujoncito. ¿Quién sabe si no estará ya mejor?.

Pero volvamos al asunto, que es el que nos ocupa.¿Qué le pasó, realmente?. ¿Hay gato encerrado?. Podría ser. Y podría ser incluso que hubiera dos gatos encerrados, ambos tomando ácido en su plato de la leche.

Final I.Roger Waters.

"Todo lo que quería hacer cuando era un niño era tocar la guitarra y hacer el cabra. Pero se me puso en medio demasiada gente."

Entrevista a Roger Barrett, Rolling Stone. 1971.

Syd es un chaval algo inseguro,al fin y al cabo un artista de escuela. Es el interesado en explorar nuevas vías, con éxito ya demostrado. Vías de colores, de canciones que son casi imágenes, con humor y calidez naif. Pero en el jardín de Syd entra un hombre negro. Sobre la valla verde ha dejado colgado su disfraz de amigo y compañero. Es Roger Waters y sabe que las flores son bonitas, pero también que no resisten las pisadas.Roger es, en realidad, el enfermo mental. Sufre de una inmensa autocompasión, debido a la pérdida de su padre, y se cree merecedor de toda la atención del público. Rechaza a todos los que le rodean, a cosas como la cultura popular e incluso a sí mismo y a su pasado. Se cree un artista y lo cree con pasión febril. Entra en depresiones cuando el público no le adora y lo achaca a que no es entendido.Vamos, el típico perfil del egomaniaco. Y ha encontrado alguien que hace sombra: Syd, que le roba la atención, Syd, al que el público entiende, Syd, el que tiene el olfato pop necesario para vender sus cosas, Syd, el de la fantasía y la fantasmagoria infantil, Syd, el de buen ver...

Y Roger quiere contar las cosas a su manera. Quiere que el grupo sea más artie, como luego lo fué, quiere todomás ego-centrado, menos fantasioso. Más serio. Más suyo. Y por eso protagoniza una campaña de agresión y derribo contra Syd, el que menos cosas en común tenía con el grupo de snobs de la Escuela de Arquitectura. Uno de esos mobbings cotidianos como los que todos vivimos entre amigos o familiares, hecho de calumnias, acusaciones, malos rollos y ambientes espesos. Syd es debil, porque Waters que no estonto ya ha observado lo mal que encaja el rechazo, lo mal que lleva la hostilidad. Encima su abuso de las drogas no hace sino agravar su inestabilidad. Incluso Syd tiene rivalidad hostil en su propia casa, Duggie Fields, compañero de piso, un artista psicodélico y un envidioso del copón ("Syd era todo encanto, no importa lo que hiciera, siempre tenía tu atención", "Chicas increibles venían alpiso, enloquecidas, se tiraban literalmente encima de Syd") que puteaba al aprensivo Syd con su discurso de soplapollas artistón, que si yo no me vendo a las masas, que hay que ver que chungo es ser una pop-star, que mira que cuadro más bonito he pintado sobre un culo de gato mirando a las estrellas... Más tarde, y acerca de la reclusión y la locura de Syd declararía "Yo no creo que esté loco. A...
tracking img