Taller de liderazgo situacional

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4124 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA FABULA DEL ARCA

(Adaptado de un cuento brasilero)



En cierta ocasión hizo Dios llamar al cielo al Rey de un país: “No voy a darte mayores detalles”, le dijo “pero necesito que hagas construir en un plazo de un mes un arca bien grande”.

El rey regreso a su palacio y le contó a un amigo la orden que había recibido de Dios “No te preocupes” le contestó su amigo, “al otro ladode las montañas vive un viejo fabricante de arcas. El te solucionará el problema.

El viejo fue llamado entonces al palacio y el rey le mandó fabricar el arca mas grande de que fuese capaz. El anciano recibió la orden taciturno, y regresó a su taller donde, por generaciones, se habían construido las mejores arcas del reino.

Pero uno de los sabios del Consejo Real, encontró convenienteaconsejar al Rey al respecto. “Majestad”, le dijo, “ si se trata de la voluntad de Dios, me parece imprudente adjudicar al viejito la construcción del arca. Su técnica es artesanal, y está superada ampliamente por el Know How moderno. Le recomiendo organizar un grupo interdisciplinario e intersectorial que coordine el Proyarca como podríamos denominar al proyecto.”

A los quince días elviejito ya tenía lista la madera, pero los técnicos dudaron de su calidad. Por tal motivo recomendaron al Rey crear una compañía que investigase los bosques del Reino y se encargase del aprovisionamiento de esta para el proyecto. Se decidió entonces crear la Maderarca, una empresa que tendría ventaja adicional de concurrir al mercado y obtener ganancias. Pero como la empresa no podía quedaral árbitro de un grupo de expertos, se creó una superintendencia a la que se denominó la Superarca.

A los 20 días se descubrió un gigantesco robo de materiales en la Superarca que ya para entonces disponía de 12.000 empleados. Para evitar nuevos desfalcos se creó una gerencia de control, de la que se responsabilizó a un funcionario muy honrado, y a la que se denominó con el nombre deGerarca. El gerente despidió 2.000 empleados con la colaboración de los 5.000 que contrató. Pasados 25 días del encuentro del Rey con Dios, La Maderarca había producido dos mil millones de pesos en ganancias, superadas ligeramente por las ganancias obtenidas por la Superarca en las fincas de apoyo que mantenía para contribuir al Proyecto.

Mientras tanto el viejito, olvidadopor los sabios y los expertos, fue a la capital por recursos para continuar con su labor. Pero allí encontró que el dinero, que inicialmente le habían asignado, había sido trasladado al departamento de relaciones e imagen, Imarca, responsable de la imagen publicitaria del Proyecto. Se presentó entonces donde el Virrey, que por esa época había sido nombrado presidente de una compañíasubsidiaria, la Comarca, encargada de la comercialización de productos.

Al presentar sus argumentos fue acusado de oponerse al sistema Proarca, controlado por computadores y, con suerte, pudo evitar ser detenido por oponerse a la programación.

Cumplido el plazo, el Rey fue llamado nuevamente ante Dios. “¿ y el arca?”. “Señor, tienes que darme 15 días más. Tenemos 25.000 hombrestrabajando en el proyecto. Aún no hemos comenzado el montaje, pero aprovechando la versatilidad de los expertos hemos logrado obtener pingues ganancias”. “Muy bien”, accedió Dios, no sin antes alertarlos a “tener el arca concluida dentro del nuevo plazo.”

De regreso el Palacio el Rey convocó a sabios y expertos y determinó que la Comarca apresurase su labor. Para tal efecto fue constituidoun Comité Interinstitucional. Se trabajó sin descanso y, pasados 10 días, se contaba ya con la estructura del arca; a los 12 se perfilaba la proa, a los 13, la popa. A los 14 días el Coordinador, en una ceremonia ampliamente cubierta e ilustrada en la “Gaceta”, inauguró la puesta de la primera tabla.

Al día siguiente se enteró el Rey de que sería necesario solicitar un...
tracking img