Tallo cerebral

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 42 (10271 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Historia de Albert Fish
La famosa fotografía de Albert Fish a los 64 años
Nacido bajo el nombre de Hamilton Fish el 19 de Mayo de 1870 en Washington D.C., Albert Fish es considerado uno de los asesinos seriales americanos más notables y estremecedores del siglo XX. Desde ese momento era ya un pequeño masoquista, pues esperaba con ansias el momento en que su mamá lo golpera. Hay que tomar encuenta que desde dos generaciones anteriores, varios familiares (se dice que 7 de parentesco directo) padecían de sus facultades mentales en diversos grados al punto de que un par de ellos terminaron sus días en instituciones mentales.
En 1898 se casa con una muchacha 9 años menor que el, de este matrimonio resultan 6 hijos. Increíblemente Albert Fish fue un buen padre para ellos. Sus hijos fuerontestigos de innumerables actos extraños y bizarros por parte de su padre, pero éste jamás abusó o golpeó en mala manera a alguno de ellos. Al menos eso es lo que se sabe al día de hoy. La mujer de Fish lo abandona.
Fish estaba obsesionado con el dolor y hacer daño a los demás, especialmente los niños eran el objetivo de sus perversiones. Los afroamericanos eran su especialidad debido a que enprimera, eran los de condición más humilde y segundo porque a las personas de origen negro no se les tomaba en consideración cuando se quejaban. Así que nadie haría gran cosa para investigar o castigar a Fish por sus ataques y crímenes. Este comportamiento es característico de los asesinos seriales que siempre atacan a individuos débiles y desfavorecidos, tales como prostitutas, ancianos o niñoscomo es en esta historia.
Al parecer Fish padecía regularmente de alucinaciones le pedía a sus propios niños y jóvenes vecinos que le dieran de palazos en el trasero con una tabla especialmente hecha con puntas filosas hasta que lo dejaran sangrando del trasero. Sus hijos recuerdan los extraños juegos que proponía su padre en los cuales invariablemente perdía y el castigo era que le dieran de palosen el trasero. Por lo cual se dice que el dolor le causaba un placer.
Según estimaciones policíacas, Fish pudo atacar una cifra cercana a las 100 víctimas. Y de acuerdo al mismo criminal, el cuenta aproximadamente 400 personas. En las instituciones mentales los médicos lo encontraron 'sexualmente perturbado' pero sano. Fish se introducía trozos de algodón saturados de alcohol en el ano paraluego prenderles fuego, se clavaba alfileres y agujas en área del escroto o debajo de las uñas.

Fotografía de la niña Grace Budd
Edward Budd era un joven de 18 años deseoso de progresar, trabajar y contribuir con los gastos de su casa. Fish haciéndose llamar Howard, lo contrata.
Cuando Edward llegó, el señor Howard no pudo dejar de expresar lo fuerte y crecido que era el muchacho. Justo el tipode personal para el empleo que tenía disponible. La paga ofrecida es de 15 dólares la semana, obviamente el muchacho acepta feliz el ofrecimiento. Así la situación, el señor Howard queda en pasar el próximo sábado por Edward y su amigo Willie a quien también acepta dar trabajo. Llegado el día el viejo no llega a la cita acordada sin embargo envía una nota avisando que un compromiso lo ha demoradoy promete pasar el día domingo. Los muchachos están emocionados ante la expectativa del nuevo empleo y los señores Budd satisfechos de que tan rápido haya dado resultado el anuncio en el periódico.
La familia Budd
A las 11 de la mañana del día siguiente apareció el señor Frank Howard en el domicilio de los Budd. El señor Edward Budd tuvo así la oportunidad de observar al viejo y quedó con unbuen sabor de boca ante la oportunidad que se presentaba a su hijo de poder trabajar en una granja con gente sana y emprendedora. Estando en la casa, observa una niña de 10 años de edad, Grace Budd. De ojos color café grandes, cabello oscuro que contrastaban con su piel pálida y sus labios rosados impresiona a todos los hombres que la miran de cerca, no siendo la excepción el señor Frank Howard...
tracking img