Tarea argumentacion juarez y silogismos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1921 palabras )
  • Descarga(s) : 13
  • Publicado : 22 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
DISCURSO SOBRE BENITO JUÁREZ
UTILIZANDO EL SILOGISMO

“El aspecto físico y moral de Juárez no era el de apóstol, ni el de mártir, ni el de hombre de Estado, sino el de una divinidad de teocali, impasible sobre la húmeda y rojiza piedra de sacrificios” —afirmó Francisco Bulnes en El verdadero Juárez. La publicación de ese libro, inició una polémica que duró dos años y alcanzó dimensionesnacionales.
La respuesta inmediata surgió en la prensa y la indignación pronto estalló en el Congreso de la Unión, ahí hubo discursos que alabaron al estadista y censuraron la ignorancia del diputado Bulnes en materia histórica, incluso hubo insultos —alguien le llamó “canalla”. El diputado Benito Juárez, hijo del prócer, promovió una junta de consulta para definir la actitud que el cuerpolegislativo debería asumir y el también diputado Manuel Dublán solicitó que se impidiera a Bulnes el ingreso a la siguiente legislatura. El historiador respondió con una carta al director de El Tiempo, Victoriano Agüeros, en la que anunció su determinación de expatriarse a Estados Unidos y llevar como refugiado el título de haber sido expulsado de la Cámara de Diputados mexicana por cometer el crimen deescribir un libro en que negaba la divinidad de un hombre. Sin embargo, su viaje no llegó a efectuarse y fue reelecto en la representación popular.
Pronto salió a la defensa del héroe una veintena de títulos, entre ellos los siguientes: Juárez discutido como dictador y estadista de Carlos Pereyra (1904), Hilarión Frías y Soto dio a la imprenta Juárez glorificado y la intervención y el imperio antela verdad histórica. Refutando con documentos la obra del señor Francisco Bulnes intitulada El verdadero Juárez (1905). Justo Sierra escribió Juárez, su obra y su tiempo (publicada por entregas entre 1905-1906), y explicó, parafraseando a Horacio, que escribía con “el afán de limpiar del negror del humo”.
En 1905 se iniciaron los preparativos para celebrar el centenario del natalicio de Juárez y,entre ellos, y para “desmentir” a Bulnes, se convocó a un concurso literario que estableció tres categorías: biografía, estudio sociológico de la Reforma y composición poética a Juárez. Rafael de Zayas Enríquez fue premiado en la primera categoría; Ricardo García Granados, Andrés Molina Enríquez y Porfirio Parra en la segunda; y bajo la tercera Manuel Caballero, Juan A. Mateos y otra vez Zayas.A lo largo del siglo xx aparecieron nuevas respuestas a los juicios que hiciera Bulnes: Ralph Roeder, en 1947, publicó Juárez y su México; en 1972, año en que se conmemoró el centenario del fallecimiento del que fuera presidente, Jorge L. Tamayo, afirmó que para desmentir los “sofismas” que envuelven la argumentación de las obras de Bulnes, publicó “El Tratado MacLane-Ocampo” y editó en quincevolúmenes los documentos, correspondencia y discursos pronunciados por el Benemérito de las Américas.
De manera más reciente, Heriberto Moreno, en 1988, descalificó la obra del crítico porfiriano y afirmó que éste estaba interesado “en desprestigiar el recuerdo amonestador de Juárez, para poder anteponer y acreditar la figura dictatorial de Porfirio Díaz”.
En estas páginas no se pretende estudiarla función que Benito Juárez ha desempeñado en el imaginario social durante el porfiriato y durante los gobiernos posrevolucionarios. El propósito de este artículo es revisar los estudios histórico-sociológicos que fueron premiados en el citado concurso literario, así como la respuesta que Bulnes dio a sus detractores con Juárez y las revoluciones de Ayutla y de Reforma (1905). Con esterestringido corpus pretendo analizar: tres formas de representar el pasado: a) la historia, la crítica histórica y la sociología, por lo que será necesario estudiar sus límites epistemológicos y la relación que los autores que aquí se revisan establecieron entre cada una de estas disciplinas; b) las manifestaciones del positivismo mexicano como expresión de la modernidad8 y vehículo de modernización. Sin...
tracking img