Tarea

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1379 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 10 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Por: Irene Vázquez Gudiño
“La Búsqueda” es un libro de un enorme contenido en cuanto a encontrar el propio destino, alienta a permanecer en la lucha y conseguir las metas planteadas. Es una historia que merece ser leída y no una vez, sino muchas, cada vez que se necesite, ya que es la metáfora de la vida real plasmada en la vida de un águila, un águila que quiere encontrar su destino, saberpara qué esta hecha, desea usar sus alas y volar lejos, pero le pasa lo mismo que a muchos de nosotros, teme dejar su seguridad y su rutina; a continuación analizaré los pedacitos que me parecieron más significativos de las hazañas de una singular águila, desde sus miedos hasta su vuelo triunfal.
La historia comienza en una granja, donde por suerte aparece el huevo de un águila, las gallinas son lasencargadas de empollarlo y darle calor, con el tiempo nace una hermosa águila y comienza a desarrollar su vida en la granja; mas es chistoso pensar cómo es que la naturaleza de un águila le permita permanecer tan pasivamente en convivencia con las demás gallinas del corral, pero nuestra aguilita así siguió, como nos suele pasar a nosotros también, que nos aferramos a lo que se nos da y nobuscamos ir más allá para trascender, mas por fin un día el águila despertó y se dio cuenta de que ella no estaba hecha para permanecer allí, escuchando los chismes de las gallinas y las quejas sobre la vida que tenían; pero sintió miedo, ¿Qué haría ella sola? ¿A dónde iría? ¿Aún podrían volar sus alas? A cuántos de nosotros nos ha pasado eso, cuando por fin nos decidimos a hacer algo de pronto apareceese miedo acompañado de miles de preguntas y que para colmo, muchas veces no tienen respuesta.
El águila voló, se cayó, lo hizo mal, se tambaleo, pero lo logró, empezó bajito y lento; pero al final llegó más alto y sus alas se soltaron, mas le dolía dejar atrás a su granjero y a las demás aves, pero su cuerpo temblaba de alegría, porque por fin se había decidido a hacerlo y lo estaba haciendo.La primera vez que dejamos nuestro hogar paterno nos cuesta mucho trabajo desprendernos de nuestras cosas, de nuestro cuarto, de la comida de mamá y todos los demás recuerdos que se quedan guardados en casa, cuando nos vamos alejando sentimos deseos de regresar y pensar que todo es un sueño, pero la vida tiene planes para nosotros, cada uno tenemos una misión específica y tarde o temprano tenemosque salir a buscarla, porque ella no va a llegar a nosotros por arte de magia, mas no quiero decir que para conseguir las cosas hay que sufrir, no, se trata de aprender a vivir, a desprendernos, y eso es lo que a veces nos duele, pero sólo así se valoran las cosas.
Al remontar su vuelo el águila se encontraría en el camino muchos grupos de águilas, que tendrían sus características y costumbresbien definidas, y por nada se negarían a cambiar su forma de vida, aún cuando muchas veces su dignidad se viera pisoteada o simplemente no estuvieran haciendo nada, y optaron por el camino del menor esfuerzo, nuestra águila se pondrá triste al encontrarse con tan cruel realidad ¿Cómo es posible que teniendo tantas virtudes decidan vivir en la pereza y se dejen influenciar por las águilas jefe?Hasta suena conocida esta situación, es más simple vivir bajo la ley del mínimo esfuerzo, no hacer nada que requiera un esfuerzo más del que se hace a diario, es triste pero pasa todos los días, en las escuelas, en las empresas, en las familias y hasta con los políticos; lamentablemente como seres humanos escogemos el camino más fácil, si mi vecino lo hace y no le pasa nada ¡Pues yo también! Estamostan acostumbrados a vivir así que ya ni siquiera nos damos cuenta de cómo vivimos, simplemente seguimos la rutina, hacemos lo que se nos pide y hasta ahí, nadie busca dar más de sí mismo, ¿Será que tenemos miedo a ser diferentes? ¿A que nos señalen y entorpezcan nuestro camino con burlas?
Al igual que las águilas, nosotros vivimos en un mundo robotizado, donde hacemos lo que el otro dice, nadie...
tracking img