Tarea

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1279 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La muñeca asesina
Janet Artiles
Ana apretaba la mano de Geraldo mientras sentía que la vida se le iba lentamente. Sus inmensos ojos verdes estaban llenos de lágrimas, su mayor preocupación era su hija Sasha, que quedaría desamparada cuando ella ya no estuviera en el mundo.
-Prométeme que la cuidaras como si fuera tu propia hija- le dijo entre sollozos- Perdóname Geraldo, sé que debí habertecorrespondido pero nunca pude verte como más que un hermano..
Geraldo seco sus lágrimas y le dijo.
-Te juro que cuidare a tu hija como mía propia, te lo juro por mi vida.
En ese instante entro el doctor a ponerle la inyección que le ayudaría a soportar el dolor tan horrendo que sentía. Después de inyectarla, Ana se quedó dormida y Geraldo salió de su habitación.
La pequeña Sasha jugaba con superrito Max ajena a lo que estaba pasando a su alrededor. Geraldo se sentó en silencio con las manos cubriéndole el rostro para poder llorar. Ana, la mujer que más amaba, se le iba y nunca más la volvería a ver.
-Ayúdame Dios mío- suplico- Haz un milagro, su hija la necesita...
Pero el milagro no podía suceder, en ese instante, el medico lo llamo para decirle que Ana acababa de morir.
Después dela muerte de Ana fue algo difícil para Geraldo obtener la custodia de la niña, pero Emilio, el padre de la niña, un ser ambicioso sin escrúpulos se la entrego por una fuerte suma de dinero. Pronto Geraldo tuvo a Sasha en su custodia y tal como le prometió a su amada el cuido como un verdadero padre.
Sasha iba creciendo convirtiéndose en una niña muy linda igual que su mama.
Cuando la niña tenía8 años de edad, Geraldo decidió que era hora de casarse, quería que la niña tuviera una figura materna, una persona que la quisiera como a su propia hija. Fue así que decidió casarse con Mariela, su secretaria, pensando que ella sería la madre perfecta para su adorada hijita.
Mariela era una mujer ambiciosa y cruel, odiaba a la niña porque sabía del amor que Geraldo sentía por Ana, y veía en laniña un extraordinario parecido con su madre, por eso la odiaba sin compasión. Delante de Geraldo la trataba con dulzura maternal, pero cuando él se iba a su negocio, Mariela aprovechaba para tratar a la niña como una sirvienta, obligándola a hacer toda clase de trabajo pesado, humillándola, golpeándola y muchas veces hasta la dejaba con comer. La niña le tenía terror y por miedo callaba los malostratos de su vil madrastra.
Una tarde, Gerardo se le presento un negocio muy importante en el Medio Oriente, donde unos árabes querían comenzar a ayudarlo a expander su negocio por muchos países. Geraldo tenía que viajar y estaría allí por espacio de 5 días.
Con profundo pesar Geraldo se lo dijo a su esposa. Mariela vio que esa era la oportunidad indicada para deshacerse de una vez por todas dela niña y lo insto a que viajara solo. Geraldo se despidió de Sasha y le prometió que a su regreso le traería un lindo regalo.
La niña se quedó llorando al verlo partir, como si presintiera que aquella era la última vez que lo vería. En efecto, una vez que Geraldo se marchó, su malvada madrastra comenzó su malévolo plan. Obligo a la niña a salir desnuda a la nieve y allí la dejo morir de frio.En pocas horas la niña murió, Mariela coloco su cuerpo en un saco y lo enterró en el patio de la casa. Estaba feliz, cuando su esposo llegara le diría que la niña había sido secuestrada e inventaría una serie de cosas para que este creyera que así había sido. Acostumbrada a mentir sin problemas Mariela sabía que nunca se podía descubrir su horrendo crimen.
Lejos de allí en el Medio Oriente Geraldocerraba un gran negocio y ya estaba listo para volver a casa.
La noche antes de partir se recordó que le había prometido a su hija un regalo de allí. Con prisa se vistió y salió a caminar en busca del regalo perfecto.
Camino por un lugar donde estaban los mercaderes vendiendo diferentes cosas, había de todo, joyas, ropa, juguetes, telas, etc...Geraldo caminaba en silencio entre la multitud...
tracking img