Tarea

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 28 (6951 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de diciembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Schreber o la paranoia

1/11

____________________________________________________________

____________

SCHREBER O LA PARANOIA
____________________________________________________________

____________

por A. Coriat y Ch. Pisani

El caso del presidente Schreber ocupa un lugar particular en los Cinq psychanalyses. Porque Freud nunca conoció a Schreber personalmente; sólo lo hizoa través del libro publicado por éste en 1903: Memorias de un neurópata. Freud estudió esta obra en 1909 y un año después publicó un comentario sobre ella. Schreber es psicótico. Ahora bien, para Freud, el enfermo psicótico sustrae gran parte de su carga a los objetos libidinales y al mundo en general; vive en su espacio interior y, en consecuencia, no puede tener acceso al psicoanálisis. La metaterapéutica queda, pues, descartada de entrada. ¿Por qué estudiar entonces el caso Schreber? Freud lo hace por tres razones, cuya esencia es puramente teórica:
— asentar más sólidamente la teoría de las pulsiones; — elaborar la teoría del narcisismo, teoría ya iniciada y que representa una de las facetas

esenciales del psicoanálisis: el “sí mismo” tomado como objeto libidinal;
— construir unateorización de la psicosis.

¿Quién es Schreber?
Daniel Paul Schreber nació en 1842 en el seno de una familia burguesa protestante. Su padre, un médico y educador ilustre, introdujo en Alemania la gimnasia médica y fue el promotor del movimiento para la venta de lotes con jardines para los obreros. Este movimiento, de inspiración socialdemócrata, se mantiene todavía hoy. El hermano mayor deDaniel Paul Schreber, aquejado de una psicosis evolutiva, se había suicidado de un disparo a los 38 años. Su hermana menor, Sidonie, murió enferma mental. El propio Daniel Paul Schreber es un intelectual de primer orden: doctor en Derecho y presidente del Tribunal de Apelaciones de Sajonia, es, evidentemente, un hombre fuera de lo común por su gran cultura, su viva curiosidad y sus capacidades deobservación y de análisis poco corrientes. A los 42 años se lo interna por primera vez en un hospital. La crisis que lo aqueja y que dura varios meses se diagnostica como hipocondría grave. Una vez restablecido, Schreber experimenta un inmenso reconocimiento por el profesor Flechsig que lo ha curado. Después de

1/11

Schreber o la paranoia

2/11

esta primera hospitalización, Schreber,quien ya estaba casado desde mucho tiempo antes, vive ocho años junto a su esposa, años que califica como “muy felices”, sólo ensombrecidos por la decepción de no haber tenido hijos. En 1893 es nombrado presidente del Tribunal de Apelaciones (a la edad de 51 años). Incluso antes de asumir el cargo, Schreber sueña en varias ocasiones que cae nuevamente enfermo. Un día, en medio de la duermevelamatinal, lo asalta la idea de «que sería muy agradable ser una mujer en el momento del coito”, idea que él rechaza inmediatamente, según sus propias palabras, con la mayor indignación. Algunos meses después de su nominación, se le declara un segundo acceso, acompañado de insomnios cada vez más graves y de sensaciones de reblandecimiento cerebral. Luego aparecen ideas de persecución y de muerteinminente, así como una extremada sensibilidad al ruido y a la luz. Más tarde, surgen alucinaciones visuales y auditivas: “Se imaginaba a sí mismo muerto y descompuesto, atacado por la peste y la lepra, sentía que su cuerpo era sometido a repugnantes manipulaciones y debía soportar los tratamientos más espantosos”. Estas manifestaciones lo hunden, durante horas, en un estado de anonadamiento y de estuporalucinatorios. Llega a desear la muerte y, en varias ocasiones, intenta suicidarse. Con el tiempo, las ideas delirantes toman un cariz místico: relaciones directas con Dios y apariciones milagrosas.

El discurso delirante de Schreber
Las Memorias de un neurópata es un texto verdaderamente extraordinario, pues la locura se describe en él, no desde el punto de vista del observador, sino desde el...
tracking img