Tareas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2251 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Marxismo, Estado y Capital.

El keynesianismo fue presentado simplemente como un avance benéfico, racional y científico en el manejo de la economía, como un planteamiento teórico que sentó las bases para superar el problema de la crisis capitalista y crear una sociedad capitalista justa. Se refiere estrictamente a las teorías económicas que propaso y a las políticas económicas asociadas con sunombre, que ganaron influencia a través de todo el mundo durante y después de la Segunda Guerra Mundial. En años recientes, persiste la imagen del keynesianismo como un desarrollo teórico posiblemente confuso pero ciertamente bien intencionado. Formó parte importante del establecimiento de un nuevo modelo de relaciones capital-trabajo.

El poder surgía de que el trabajo definía la clasetrabajadora. Esta realización se expresaban no sólo en el retiro del trabajo en las huelgas, sino, constantemente, en la lucha diaria por el control del proceso de trabajo: el control de cómo se hacían las cosas, a qué ritmo.
El grado del poder de los trabajadores para controlar su propio trabajo variaba de acuerdo al área, la industria y, lo más importante, al tipo de trabajo implicado.

Uno delos puntos clave fue la actitud de los poderes occidentales hacia el nuevo gobierno revolucionario en Rusia.

La cuestión del nuevo orden internacional fue rápidamente decidida contra la posición de los progresistas por el Tratado de Versalles. El segundo tema, la cuestión del Papel del Estado; permaneció vivo durante los años veinte. La guerra había visto una expansión sin precedentes delpapel del Estado.
El dinero era central en cualquier discusión sobre la expansión del papel del Estado. La cuestión de la ortodoxia financiera se cristalizó, en este período, en las discusiones acerca del patrón oro. La reconstrucción del patrón oro, bajo la cual las monedas nacionales estaban atadas al precio del oro; fue vista por muchos como la clave para la reconstrucción del sistema políticointernacional después de la Primera Guerra Mundial v fue una de las primeras tareas asumidas por la nueva Liga de las Naciones (Clarke 1988). El significado (tanto simbólico como real) del restablecimiento del patrón oro fue que este subordinaba a la moneda nacional, y por lo tanto, al Estado nacional, al movimiento internacional del dinero. La restauración, impondría en los gobiernos una disciplinafinanciera que los obligaría a resistir las presiones populares: con esto se anclaba la reducción del papel del Estado al mínimo, lo que los conservadores deseaban salvaguardar.

Mientras que "el partido del viejo mundo" no reconoció, o rehusó reconocer, el cambio en el equilibrio de fuerzas dentro de la sociedad, los progresistas argumentaron por un nuevo acuerdo con el trabajo.
No fue sóloen las discusiones de las políticas estatales sino también en el desarrollo de las prácticas empresariales que crecía la conciencia de un cambio en la situación. Taylor había predicado su evangelio de la "administración científica" desde principios de siglo: un ataqué explícito contra el poder de los trabajadores especializados a través del detallado estudio y de la fragmentación de las tareasespecializadas en operaciones muy simples y muy controladas.

En los años veinte, los cambios en la administración empresarial estaban comenzando a difundirse y el "partido del viejo mundo" tenía todavía el reino supremo en la esfera política. En retrospectiva, los enfoques de los conservadores son generalmente presentados simplemente como reaccionarios y fuera del juego con la nueva realidad delmundo de la posguerra.

Después de que la clase trabajadora había sido derrotada en las calles y de que la inmediata amenaza de la revolución había retrocedido, las condiciones eran más favorables para la integración institucional de la clase trabajadora, pero la urgencia de cambio era menos obvia. Sólo después del crac de 1929 y de la subsiguiente crisis, la presión por el cambio ganó...
tracking img