Tareas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (281 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
que podemos reconstruir con seguridad se habría mantenido más o menos sin cambios entre los siglos X y XIV aproximadamente. Ese inventario habría estado dado portres pares de sibilantes, sordas y sonoras con valor de distinción fonológica:
 Dos africadas dentales sorda y sonora: /ts/ y /dz/ (AFI: /ʦ/ y /ʣ/), representadaspor las grafías ç ante a/o/u, c ante e/i, y z;
 Dos fricativas apicoalveolares sorda y sonora: /s/ y /z/, representadas por la s en inicio de sílaba y final depalabra o por ss entre vocales y s entre vocales;
 Dos fricativas prepalatales (postalveolares) sorda y sonora: /š/ y /ž/ (como la sh inglesa y la j catalana ofrancesa, AFI /ʃ/ y /ʒ/) representadas por x, y j o g ante vocales palatales e, i.
En castellano medieval no existía el sonido fricativo velar sordo [x] correspondiente ala grafía j o g (ante e, i) en la lengua moderna; tampoco existía el sonido interdental fricativo sordo [θ] que representan hoy las grafías z o c (ante e, i).
La vsiempre se pronunciaba como un sonido fricativo, aunque no se sabe con certeza si su realización exacta era bilabial o labiodental. Una incongruencia de la lengua dela época era que la grafía podía representar no sólo su valor fonético actual sino también una aspiración (cf. la h inglesa), que luego desaparecería en lapronunciación pero quedaría representada por una hetimológica: fasta (hoy "hasta"), fablar (hoy "hablar"). En algunos lugares de América y España aún se pronuncia la h, comoen jierro, por hierro.
Un fenómeno característico de algunos momentos del castellano medieval fue la llamada «apócope extrema» (véase Apócope en castellano).
tracking img