Tareas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (470 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Estructura
Esta obra sigue la estructura trágica clásica: Comete un error, (de propia voluntad), por lo cual debe ser castigado ( Hibrys) con el dolor (Pathos) y el sufrimiento y el cual le enseñapor medio de esa experiencia dolorosa que los dioses, ni siquiera a los que Prometeo ha beneficiado, sienten compasión o vienen en su ayuda (a excepción de Hefesto y Océano) a quienes muestra sugenerosidadaconsejándole que no se involucren no vaya a ser que la furia de Zeus caiga sobre ellos también. Este dolor que tiene y siente Prometeo es un dolor que va más allá del sufrimiento, ese dolor sevuelve invencible en el afán de Prometeo de no desmayar con la esperanza de verse libre. Es un dolor redentor, ese dolor que no quiere que se extienda a otros: “ya que soy desdichado, no quisiera porello que a más que a mí alcanzasen mis desdichas”. Prometeo quisiera que su dolor se conservara en si mismo hasta que deviniera algo que lo liberara, tal cómo él prevé que vendrá. Prometeo tiene lacapacidad para enfrentar su destino y aceptar su dolor: “Forzoso me es llevar mi destino lo mejor que pueda, como quien conoce que el rigor del Hado es invencible”. Así vemos también que cuando Hermes,el mensajero de Zeus, y considerado el dios de la trasgresión que rompe los tabúes, le amenaza con todos los males y el Coro le exhorta a “deponer tu pertinacia y seguir la sabía cordura”, Prometeo nocede y acepta ese destino “Caiga sobre mí el afilado rizo del fuego…” y aún más, a pesar de los malos presagios su orgullo le dicta la frase: “¡Cómo quiera no podría darme la muerte!” Prometeo sesiente a pesar de estar sometido a las cadenas, seguro de sí mismo, ya que conoce el secreto de cómo sucumbirá Zeus, el cual no le revelará en tanto no lo suelte de sus ásperos hierros y le désatisfacción por el ultraje, lo cual a juicio del coro lo hace temerario. De esa manera también lo ve Océano, quien ele echa en cara su poca humildad, ya que el castigo marca la lengua temeraria. Prometeo...
tracking img