Tareas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 24 (5752 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 7 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
4
LAS GUERRAS MÉDICAS
EN UN CONSEJO DE GUERRA, e¡ Tey de Persia Darío, sentado en el trono, decide invadir Grecia. Obra de un artista griego de Italia meridional, 325 a. J. C. Encima de Darío hay dioses; debajo, persas portadores de ributos.

Mientras la joven cultura griega adquiría empuje y seguridad, otra cultura estaba también extendiendo su poder en el este. A diferencia delos griegos, que insistían en la libertad individual, los persas se sometían a un soberano cuyo poder era absoluto. Los griegos iban pronto a ser desafiados por la autocracia persa, y aprender que la libertad, para conservarla, a veces debe reducirse. Fue una lección que aprendieron lentamente, y en alguna ocasión el sino de la civilización occidental dependió del resultado de pequeñas disputasentre las ciudades-estado griegas.
Durante muchos siglos, las ciudades coloniales griegas del litoral de Asia Menor tuvieron pocas dificultades con los grandes Estados del este. Los poderes de Babilonia y de Asiria nunca llegaron tan lejos hacia el oeste. Sin embargo, en la primera mitad del siglo VII a. J.C, un rey lidio, Giges, atacó las ciudades griegas tratando de extender su reino interiorhacia el mar. Los últimos reyes lidios les concedieron autonomía, aunque no completa libertad de la denominación de Lidia. El último de estos reyes, Creso, que se hizo el monarca más rico de su tiempo exportando los depósitos de oro de su país, admiraba mucho a los griegos. Envió presentes reales al famoso templo de Apolo en Delfos, donde existía un reverenciado oráculo y el santuario más venerablede Grecia. Este oráculo representó durante muchos siglos la autoridad político-religiosa más alta de la antigua Grecia.
En el año 546 a. J. C., Creso fue atacado y derrotado por Ciro el Grande, rey de Persia. Ciro ya había reunido Persia, Media y Asiria constituyendo un vasto dominio. Creso trató de detenerlo, y esperaba tener éxito porque el oráculo deifico le había manifestado que él"destruiría un gran imperio". Dio por cierto que el imperio aludido era el de Ciro, pero en su lugar destruyó el suyo propio. Se dice que Creso comentó después amargamente; '"Nadie es tan tonto como para preferir a la paz la guerra, pues en ésta, en lugar de que los hijos entierren a sus padres, son los padres los que en-tierran a los hijos. Pero esta fue la voluntad de los dioses'". Y a esa voluntad tuvoque doblegarse, muy a su pesar.
Después de conquistar a los lidios, Ciro condujo su bien entrenado ejército hasta la costa y sometió todas las colonias jónicas, excepto la isla de Samos, que se mantuvo firme bajo la férrea dirección de su tirano Polícrates. Este combinaba el control pirata del mar con un pródigo patrocinio de las artes. Saqueó tanto a los amigos como a los enemigos, pero a losamigos les devolvió sus propiedades con la teoría de que así le estarían más agradecidos que

69

si al principio los hubiera respetado. Fue también adelantado en obras de ingeniería, encargó la construcción de un rompeolas para su puerto, y un túnel bajo una montaña para conseguir un suministro de agua. Pero no fue contrincante para los persas, quienes lo atrajeron al interior de Asia y locrucificaron en el 520 a. J.C. Darío I, que había heredado el trono persa el año anterior, se convirtió a partir de entonces en el dueño de toda Jonia.
Los persas no permitieron a sus nuevos subditos que conservaran su autonomía. Nombraron tiranos locales subordinados a los gobernadores provinciales persas, denominados sátrapas, y obligaron a los jonios a pagar tributos y a hacer el servicio militar.Los griegos del continente, situados al otro lado del Egeo, hicieron muy poco para impedir este yugo. Esparta sí hizo un gesto: envió mensajeros a los persas protestando de sus acciones y recordándoles que Esparta se reservaba el derecho de proteger a todas las ciudades griegas. Pero las cosas no pasaron de allí, pues a la protesta no siguió ninguna acción efectiva. Las otras ciudades del...
tracking img