Te amo colectivo (sonrisas)

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (873 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El día comienza, el frío se cala entre las chaquetas y en el calor de nuestros saludos. Algunos aun refriegan sus ojos quitándose el sueño, otros bostezan para reanimar el alma y sacarlo de su estadoanestesiado. La leña desprende un aroma que nos recuerda el lugar donde nos hemos conocido: San Bernardo. Y el silencio nos acopla en un abrazo enmudecido, pero con las palabras gritándose entre sí,a ras de piel.

- ¿Caminemos a la orilla? – dice Fran.
Catalina, enseguida, ojea las carpas para cerciorarse de que Anto y Benja duermen como angelitos. Danitza proyecta una sonrisa y toma la manode Gaspar, que dulcemente la besa en la frente. Francisco se acerca de nuevo al círculo que hemos formado y trae en su mano una chaqueta para Paula, su prometida. Alex prepara un café para Catalina yse acerca risueño, entrelazando un rulo colorín entre sus dedos y mi amiga se sonroja de solo contemplar los ojos de su amado. Robert me besa en el cuello y yo… yo solo cierro los ojos, intentandobendecir este momento.
- Lucy está dormida, abrazada a su tuto con su chupón en la boca… parece una princesita. Un rayito de sol – susurra delicadamente Rob en mi oído.
Fran toma mi mano, despertándomedel ensueño en el que estoy sumergida. Miro hacia el cielo, enamorándome de su color y de todo lo que nos rodea. Sonrío y aprieto los brazos de Robert más fuerte para que me tenga por siempre así, ensu pecho tranquilo. Me besa la coronilla y suspira embriagado por mi aroma.
- ¿Vamos ya? – dice Fran, soltando mi mano acercándose a su amado. Él rodea su cintura con el brazo derecho y con elizquierdo la invita a beber de su café
- Especial para la mañana – dice él, que embelesado observa los labios de Fran como soplan la taza.
Paula mira su celular y su rostro angelical se transforma enansiedad y alegría
- Estamos en la hora, debemos caminar hacia la orilla – murmura.
- ¡Aun no! – grita Pedro, intentando pedir tiempo. Victoria sale de la carpa terminando de colocarse los guantes,...
tracking img