Teatro de 1900 a 1950

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3017 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Tema 15 EL TEATRO HASTA LA GUERRA CIVIL

Introducción.
A la altura de 1900, la afición al teatro era muy grande. El Teatro de consumo destinado a un público de extracción popular era el más abundante. El género que domina esta escena es el género chico, que ya desde principios de siglo se fragmenta en múltiples fórmulas comerciales: parodias de óperas y zarzuelas de éxito, operetas, revistas,espectáculos eróticos o las variedades, importadas de París, que eran un mezcla de canciones, bailes y atracciones circenses.
Son importantes los cambios estructurales que suponen todos estos espectáculos: de obras con intriga, continuidad narrativa y desenlace, se pasa a representaciones de número cada vez más cortos (unos 10 minutos por número) y donde el puesto de honor lo ocupa la canción.En este momento hay un predominio de los locales privados, con lo que el empresario busca el gusto principalmente de un público burgués, que es el que acude a las funciones. Esto tuvo dos consecuencias:
El teatro que critica la ideología y el modo de vida burgués tuvo pocas posibilidades.
Se produjo una gran resistencia a la innovación escénica, a las nuevas tendencias (teatro realista).
Anteesta situación, los autores innovadores hubieron de hacer un teatro de corte burgués, o bien resignarse a que sus obras fueran leídas por una minoría. El teatro español de esta época, por tanto, se orienta:
Las grandes tendencias del primer tercio del siglo son el teatro poético, el drama burgués, el social, las modalidades cómicas y el teatro de experimentación y vanguardia

un teatrotriunfante, continuador del de finales del s. XIX – Echegaray, la “alta comedia”, el costumbrismo,… -. A este teatro triunfante pertenece la comedia burguesa de Benavente (se especializa en retratar los conflictos surgidos en el seno de la clase media-alta de la sociedad, que, además, se convierte en su público más asiduo. De ahí que la crítica que contienen algunas de las mejores piezas sea presentada deforma amable. El mejor exponente es, sin duda alguna, Jacinto Benavente. Tras él resalta la figura de Gregorio Martínez Sierra. Algunos autores parten de la estructura de la comedia burguesa para aportar visiones particulares. Es el caso, por ejemplo, de Alejandro Casona con obras llenas de fantasía, nostalgia y referencias populares);
- El Teatro en verso (íntimamente unido al Modernismo)
- ElTeatro cómico de Carlos Arniches y Joaquín y Serafín Álvarez Quintero;
- El Teatro social (no exento de ideología revolucionaria más o menos asimilada, tiene su mejor representante en Joaquín Dicenta. Viene a ser el contrapunto del burgués, presentando personajes de las clases sociales menos favorecidas en situaciones hasta entonces reservadas a la nobleza o la burguesía. Es un teatro que, encierta medida, prolonga estéticamente el Naturalismo)

A un teatro innovador, con nuevas técnicas y diferentes enfoques ideológicos. A esta innovación de la escena aspiran algunos del Noventa y ocho (como Azorín o Miguel de Unamuno, autor éste último de obras que, a pesar de sus carencias en la concepción del espectáculo teatral, presentan singular interés). Los autores que consiguen excelentesresultados en este tipo de teatro son, sin duda alguna, Valle Inclán y Federico García Lorca. En los movimientos de vanguardia destacan Jacinto Grau y Ramón Gómez de la Serna Del Grupo del 27 autores de teatro innovador que merecen citarse, aunque su producción pertenezca más bien a la postguerra, son Rafael Alberti, que cultivó un teatro poético cargado de símbolos, y Pedro Salinas, cuyas obras, acausa del exilio, son escasamente conocidas en España. Y, por último el Teatro cómico de Jardiel Poncela (Su teatro gira en torno a la comedia burguesa poética, con elementos costumbristas y experimentales. Persigue la diversión y, en sus obras, todo está dirigido a esta finalidad. La comedia más recordada de Jardiel es Eloísa está debajo de un almendro (1940), donde el autor combina el diálogo...
tracking img