Tec milenio literatura 1, oracio quiroa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1338 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
|Nombre: |Matrícula: |
|Nombre del curso: |Nombre del profesor: |
|Literatura I. | ||Módulo: |Actividad: |
|El hecho literario. |Lectura literal, inferencia e interpretativa. |
|Fecha: Agosto 16, 2012. |Equipo: No aplica. ||Bibliografía: |
|http://bbsistema.tecmilenio.edu.mx/ |
|http://es.wikipedia.org/wiki/Horacio_Quiroga |Objetivo:
✓ Definir el concepto de literacidad para desarrollar la competencia lectora que sirve para dar soluciones efectivas a la realidad.
✓ Aplicar la lectura literal a textos literarios para aprender a leer aspectos cotidianos de la vida.
✓ Manejar la lectura inferencial para desarrollar la capacidad de leer entre líneas tanto textos literarios como iconográficos.
✓ Aplicar lalectura interpretativa en textos literarios para reflexionar sobre situaciones de la realidad y encontrar nuevas soluciones.
Procedimiento:
I. Abrí blackboard y entré a la materia de Literatura I, y revisé mi tarea del tema 2.
II. Leí el cuento de Horacio Quiroga.
III. Realicé una lectura literal del cuento.
IV. Investigué la vida del autor y lo relacioné.
V. Volví a hacer otrainterpretación con los datos nuevos antes leídos.
VI. Escribí mi conclusión.
Resultados:
1. Lee el siguiente cuento de Horacio Quiroga, este autor fue uno de los precursores del cuento latinoamericano como lo conocemos ahora, por ello su importancia, y subraya lo que más te llame la atención.
La luz enceguecedora llamaba su atención al principio, poco a poco sus ojos se animaban; sereían al fin estrepitosamente, congestionados por la misma hilaridad ansiosa, mirando el sol con alegría bestial, como si fuera comida.



Su hermana, cansada de cinco horas paternales, quería observar por su cuenta. Detenida al pie del cerco, miraba pensativa la cresta. Quería trepar, eso no ofrecía duda. Al fin decidióse por una silla desfondada, pero aun no alcanzaba. Recurrió entonces a uncajón de kerosene, y su instinto topográfico hízole colocar vertical el mueble, con lo cual triunfó. 
Los cuatro idiotas, la mirada indiferente, vieron cómo su hermana lograba pacientemente dominar el equilibrio, y cómo en puntas de pie apoyaba la garganta sobre la cresta del cerco, entre sus manos tirantes. Viéronla mirar a todos lados, y buscar apoyo con el pie para alzarse más. 
Pero la miradade los idiotas se había animado; una misma luz insistente estaba fija en sus pupilas. No apartaban los ojos de su hermana mientras creciente sensación de gula bestial iba cambiando cada línea de sus rostros. Lentamente avanzaron hacia el cerco. La pequeña, que habiendo logrado calzar el pie iba ya a montar a horcajadas y a caerse del otro lado, seguramente sintióse cogida de la pierna. Debajo deella, los ocho ojos clavados en los suyos le dieron miedo.
—¡Soltáme! ¡Déjame! —gritó sacudiendo la pierna. Pero fue atraída.
—¡Mamá! ¡Ay, mamá! ¡Mamá, papá! —lloró imperiosamente. Trató aún de sujetarse del borde, pero sintióse arrancada y cayó.
—Mamá, ¡ay! Ma. . . —No pudo gritar más. Uno de ellos le apretó el cuello, apartando los bucles como si fueran plumas, y los otros la arrastraron de...
tracking img