Tecnologia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (407 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Lluvia bendita
El cielo se vistió de negro. El horizonte comenzó a oscurecerse. Un sonido alegre parecido a risas de niños se escuchó muy cerca. De pronto, las primeras gotas diamantinascomenzaron a caer. Saltaron entre las hojas, la yerba, las piedras y la tierra como coronitas de plata. Los cadenciosos sonidos que producían las gotas al caer alegraron los sentidos. Aquellas que mojaronlas hojas regalaron un tac, tac como el que hace el reloj. Las que golpearon la tierra fértil parecían el chas, chas de los pasos diminutos de los duendecitos. Las gotitas juguetonas y saltarinasmojaron las calles y las aceras. Por todos los rincones, la lluvia danzó y tarareó una dulce canción.

Ya se acabó la canción cristalina y el bailoteo de las gotitas inquietas. El candente y traviesoSol rasgó un pedazo de nube. Se asomó y acarició mi rostro. Todo resplandeció. El cielo azul se adornó con un precioso arco iris. La naturaleza se vistió de encajes y diamantes. Un maravilloso yexquisito aroma llegó con la brisa. La lluvia lavó las colinas y los ríos iban apresurados a encontrarse con el mar. Dios derramó sus bendiciones sobre la tierra amorosa con la lluvia fresca ybeneficiosa.

Lluvia bendita
El cielo se vistió de negro. El horizonte comenzó a oscurecerse. Un sonido alegre parecido a risas de niños se escuchó muy cerca. De pronto, las primeras gotasdiamantinas comenzaron a caer. Saltaron entre las hojas, la yerba, las piedras y la tierra como coronitas de plata. Los cadenciosos sonidos que producían las gotas al caer alegraron los sentidos. Aquellas quemojaron las hojas regalaron un tac, tac como el que hace el reloj. Las que golpearon la tierra fértil parecían el chas, chas de los pasos diminutos de los duendecitos. Las gotitas juguetonas ysaltarinas mojaron las calles y las aceras. Por todos los rincones, la lluvia danzó y tarareó una dulce canción.

Ya se acabó la canción cristalina y el bailoteo de las gotitas inquietas. El candente...
tracking img