Temarios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4511 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 4 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Angiogénesis
Escipión contra Numancia
Casi medio siglo antes del nacimiento de Cristo, el general romano Publio Cornelio Escipión llegaba a orillas del Duero, tras una cabalgada de 2000 kilómetros, directamente desde Roma. Ante él se alzaba la ciudad de Numancia. Durante 19 años, la ciudadela celtibérica había rechazado todos los ataques del ejército de Roma. Escipión tenía ya 51 años y eraun respetado cónsul en Roma. Sabía que se jugaba a una carta su brillante futuro político, fundado en el prestigio amasado doce años antes, al liquidar la tercera guerra púnica arrasando Cartago a sangre y fuego. Le bastaron once meses para entrar en la ciudad hispana y ganarse el sobrenombre de el numantino. Al igual que Cartago, Numancia ardió hasta sus cimientos; al igual que loscartagineses, apenas quedaron con vida cincuenta numantinos. Pero, en esta ocasión, no fueron las espadas legionarias las que acabaron con cerca de 10.000 vidas. Ante la derrota inminente y antes que entregarse, los numantinos crearon su propia leyenda suicidándose en masa y dando su ciudad a las llamas.
La estrategia de Escipión fue completamente distinta de la de los otros generales que le precedieron.No lanzó un solo ataque sobre la ciudad. En lugar de ello, devastó todo el territorio de alrededor, no dejando una sola cabeza de ganado con vida, una espiga de trigo en pie, un poblado favorable a los numantinos sin arrasar. Levantó siete campamentos en torno a Numancia, uniéndolos entre sí mediante murallas fortificadas que impedían el paso en cualquier sentido. A continuación, estableciódefensas en el Duero, evitando por igual la llegada de ayuda y la huida de los asediados. Finalmente, se sentó a esperar, a contemplar cómo el hambre, la sed y las enfermedades agotaban la resistencia de sus enemigos.
Qué es
Una coreografía imprescindible para la vida
|[pic] |
|John Hunter |

La victoriade Escipión frente a Numancia ofrece una metáfora impecable para explicar una nueva estrategia de tratamiento contra el cáncer, conocida como antiangiogénesis. Los fármacos antiangiogénicos son perfectamente inocuos contra las células cancerosas, del mismo modo que los legionarios romanos no les tocaron un pelo a los numantinos. Tomemos un tubo de ensayo rebosante de células malignas yañadámosle el más potente de los nuevos medicamentos antiangiogénicos: nada sucede, las células cancerosas siguen multiplicándose como si el fármaco fuese agua. Los antiangiogénicos sólo son capaces de actuar en un organismo vivo, pero no en una probeta. Es así porque no atacan directamente al cáncer. Al modo de Escipión, prefieren actuar cortándole las vías de suministro y sentándose a esperar.
Laangiogénesis es, sencillamente, el proceso por el que los organismos fabrican vasos sanguíneos nuevos. Puede que este asunto sea lo más novedoso en oncología, pero el término angiogénesis fue acuñado por el cirujano escocés John Hunter en 1787. Su enorme curiosidad le llevó a coleccionar y estudiar toda clase de animales en su casa de campo. Observando el crecimiento de los cuernos de sus renos,que caen y brotan de nuevo en cada temporada, apreció el rápido desarrollo de nuevos vasos sanguíneos bajo la fina membrana aterciopelada que cubre las cornamentas incipientes. Su observación cayó en el olvido durante 150 años.
En la década de los 30 del pasado siglo, el patólogo de Boston Arthur Tremain Hertig, estudiando la formación de la placenta de ciertos simios, observó de nuevo lo queHunter ya había visto en los cuernos de los renos de su jardín y le rindió tributo recuperando la expresión angiogénesis para la ciencia. Aun habrían de transcurrir 30 años para que la investigación relativa a la angiogénesis y la del cáncer confluyeran. Pero esa es la historia del doctor Judah Folkman y todavía no es momento de contarla.
Cómo funciona
Una compleja red vascular
|[pic]...
tracking img