Temas varios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1169 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ética y Profesión

El profesional en su diario vivir no solo confronta problemas con relación a su trabajo, sino también en su profesión de día a día con las personas que le rodean, esto hace que muchas veces cometamos errores sin darnos cuenta que estamos entre la línea de la moralidad y el diario vivir.

Desde la revolución francesa, donde se proclamó la igualdad de derechos,existen personas, hombres y mujeres que llevan en su carga la economía y la estabilidad de cualquier país. Desde tiempos muy antiguos nos hemos topado con diferentes profesiones y a estas siempre existen reglas que marcan y rigen el desempeño de dichas profesiones.

Los hombres y mujeres enfrentan problemas que de una manera u otra podrían poner en tela de juicio su debida conducta, muchasveces ellos mismos dudando de su propia profesionalidad, pero teniendo siempre en cuenta que existen desde tiempos remotos deberes y derechos que cada cual sabe donde clasificarse.

Actitud Ética del Profesional

En la Ética prevalece la concepción de que no sólo hay que convivir con el mundo y con los demás, sino saber vivir adecuadamente.

Para Aristóteles la vida moral suponíala satisfacción del buen obrar conforme a la virtud, entendiendo ésta como el cumplimiento de los deberes. La persona que cumple con el deber siente satisfacción por lo actuado de concordancia con lo anterior. Desde estos miradores cobra vigencia y sentido la responsabilidad de los ciudadanos.

Políticos, educadores y medios de comunicación incitan constantemente a la gente a actuarmoralmente; sin embargo, la realidad es otra. No hay claridad sobre cuáles valores son los más importantes para una sociedad... cuáles dependen de otros, cuáles son imprescindibles,...etc.

En el ámbito profesional ha sido desestimada, como algo secundario, la educación en valores; en lugar de ello se ha preferido desarrollar las competencias para formar profesionales competitivos, socialmenterentables en el mercado laboral.

Si bien es cierto que la preparación científica del profesional es una necesidad incuestionable, ésta no puede estar por encima de la calidad ética y humana que debe adornar a toda persona como parte inherente a su condición.

La actual sociedad del conocimiento exige una permanente rendición de cuentas de la conducta ética del profesional. No bastacon tener una profesión, sino que es necesario también ejercerla a cabalidad. Un mal desempeño profesional daña al protagonista en su autoestima; daña a la propia profesión y lesiona las expectativas sociales que se esperan de ella. Cuando el profesional pone en riesgo la credibilidad de instituciones y organizaciones, la honra y seguridad de las personas, anula la esencia misma de la profesión yse autodestruye moralmente, convirtiendo su vida en algo insoportable.

El profesional debe tener una sólida estructura de valores y una consistente base epistemológica de su formación. No se puede ser un buen político o buen docente si no se es, primero, una persona –en el buen sentido de la palabra– buena.

De lo anterior se deduce la eticidad de la profesión, que debe cumplircon los siguientes principios morales:
• El deber del profesional es poseer una buena sensibilidad y conciencia, capaz de vivir en la verdad, en la honestidad y en la virtud.
• Rectitud en sus intenciones y convicciones para actuar de acuerdo al deber y a las normas socialmente aceptadas.
• Competencia para ejercer y aplicar los conocimientos propios de la profesión yenriquecer a ésta.
• Desarrollo del sentido moral con la finalidad de examinar y calificar sus propios actos.

Estos y otros más son los grandes desafíos que demanda el ejercicio cabal de una profesión. El éxito de la vida profesional descansa en la manera como apreciamos los valores y en la vida digna que merecen todos los seres humanos.

En la ética profesional vemos que hay...
tracking img