Temas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 393 (98202 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El apóstol número
El
13
13
Michel Benoît
Traducción de Lluís Miralles de Imperial

Grijalbo

Título original: Le secret du treizième apôtre
Primera edición: junio, 2007
© 2006, Albin Michel
© 2007, Random House Mondadori, S.A.
Travessera de Gracia, 47-49. 08021 Barcelona © 2007,
Lluís Miralles de Imperial, por la traducción
Quedan prohibidos, dentro de los límites establecidos enla ley y bajo los apercibimientos
legalmente previstos, la reproducción total o parcial de esta obra por cualquier medio o
procedimiento, ya sea electrónico o mecánico, el tratamiento informático, el alquiler o cualquier
otra forma de cesión de la obra sin la autorización previa y por escrito de los titulares del
copyright.
Printed in Spain - Impreso en España
ISBN: 978-84-253-4107-6Depósito legal: M. 19.007-2007
Compuesto en Fotocomposición 2000, S. A.
Impreso y encuadernado en Mateu Cromo Ctra. de Fuenlabrada, s/n (Madrid)
GR 4 1 0 7 6

A David,
el hijo que me hubiera gustado tener

Pierre Benoît

El apóstol número 13

El estrecho sendero trazado en la ladera de la montaña dominaba el valle.
Muy lejos, por debajo, se adivinaba un torrente que recogía las aguas: yohabía
dejado mi caravana al final de la pista forestal; el vehículo no podía llegar más
lejos. En la Italia turística e industriosa, el macizo de los Abruzos parecía tan
salvaje y abandonado como en los primeros tiempos de la humanidad.
Al salir de un bosquecillo de pinos, apareció ante mí el fondo de la cañada:
una pendiente impresionante que se elevaba hasta una franja que ocultaba lavertiente adriática. Aves de presa que planeaban perezosamente, una soledad
absoluta a solo unas decenas de kilómetros de la carretera atestada de
veraneantes, ninguno de los cuales se aventuraría hasta allí.
Entonces le encontré: vestido con una especie de blusa, con una hoz en la
mano, inclinado sobre una mata de gencianas. Los cabellos blancos que flotaban
sobre sus hombros acentuaban lafragilidad de su silueta. Cuando levantó la
cabeza, distinguí una barba descuidada y dos ojos claros, casi acuosos: la
mirada de un niño, ingenua y tierna pero también penetrante y viva, que me
desnudó hasta el alma.
—Así que ya está aquí... Le he oído acercarse. En este lugar los sonidos
llegan muy lejos, y nadie viene nunca a este valle.
—¡Pero si habla francés!
El hombre se irguió, deslizó elmango de la hoz en el cinturón de su blusa y
dijo sin tenderme la mano:
—El padre Nil. Soy, o mejor era, monje en una abadía francesa. Antes.
Una sonrisa maliciosa arrugó su frente lisa. Sin preguntarme quién era ni
cómo había podido llegar hasta aquellos confines del mundo, añadió:
—Necesita una tisana, el verano es caluroso. Mezclaré esta genciana con
menta y romero; será amargo peroreconfortante. Venga.
Era una orden, pero pronunciada en un tono casi afectuoso: le seguí.
Delgado y derecho, el monje caminaba con paso ligero. De vez en cuando, las
manchas de sol que se filtraban a través de las píceas hacían brillar su cabellera
plateada.

5

Pierre Benoît

El apóstol número 13

El camino se estrechó, y luego se ensanchó de pronto formando una
minúscula terraza quedominaba el despeñadero. Una fachada de piedra seca,
una puerta baja, una ventana, emergían apenas del flanco de la montaña.
—Tendrá que agacharse para entrar: esta ermita es una gruta
acondicionada, como debían de serlo las de Qumran.
¿Se suponía que debía conocer Qumran? El padre Nil no explicaba nada, no
hacía preguntas. Su sola presencia creaba un orden de las cosas que era la
evidenciamisma. La aparición a su lado de un duende o un hada me hubiera
parecido perfectamente natural.
Me quedé todo el día con él. Con el sol en el cénit, sentados sobre el
parapeto que dominaba el abismo, compartimos el pan, el queso de cabra y
unas exquisitas hierbas aromáticas. Cuando la sombra de la vertiente opuesta
rozó la ermita, me dijo:
—Le acompaño hasta la pista forestal. El agua que...
tracking img