Tenia razon calilcles

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3038 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 3 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
¿TENIA RAZON

CALICLES?

(Reflexiones sobre la naturaleza política de la justicia)

GERARDO LAVEAGA

"La naturaleza misma demuestra que es justo que el fuerte tenga más que el débil y el poderoso más que el que no lo es. Y lo demuestra que es así en todas partes, tanto en los animales como en todas este modo se juzga lo justo: que el fuerte domine al débil y posea más."

CaliclesEn la parte superior del título profesional que recibimos los egresados de la Escuela Libre de Derecho, se lee con letras estilizadas, “ius neque inflecti gratia neque perfringi potentia neque adulterusi pequnia debet” que más o menos, significa: “El Derecho no debe sucumbir ante los favores, la fuerza o el dinero”.

Después que el presidente del sínodo nos comunica que ya somosabogados, engola la voz para leernos esta frase y nos recuerda que nuestro compromiso es con la Justicia. Así con mayúscula. Lo que no nos dice –ni lo hace nadie a lo largo de los cinco años que dura la carrera- es qué es la Justicia. Cuando nos enfrentamos a la vida, descubrimos que la famosa definición de Ulpiano, única que recordamos, sólo sirve para recitar de memoria cuando nos toca, a nuestravez, ser sinodales en un examen profesional o, en el mejor de los casos, para aderezar algún discurso cuando nos designan oradores en algún acto cívico.

Y es que afirmar que “Iustitia est Constans el perpetua voluntas ius suum cuique tribuens” suscita más dudas de las que responde: ¿En qué consiste la constante y perpetua voluntad de dar a cada quien lo suyo? Y aún más importante: ¿qué eslo suyo de cada quién? De nada nos sirve revisar nuestro arsenal de frases en latín, donde también deben de hallarse Paulo, Gayo, Modestino, Pipiniano y hasta Cicerón, ni recurrir a las complicadas formulas que nos ofrecen los filósofos –de Aristóteles a John Rawls- para averiguar qué es “lo Justo”. A la hora que estamos en medio de un litigio, ya sea como partes, como juzgadores, como agentes delMinisterios Publico o como simples espectadores, cuando se enfrentan los intereses contrarios, ni las clasificaciones del estagirita ni los laberintos teóricos del autor de “Teoría de la Justicia” arrojan ninguna luz.

Una parte exige una cosa y otra parte exige otra. Nada más. Ambas aseguran tener razón y esgrimen una multitud de sólidos argumentos para demostrarlo.

A los más a lo quese puede espirar es a que un juez profesional analice el asunto desde la perspectiva judicial y a que, basándose en precedentes, si se tratara del Commom Law, o en leyes, códigos y reglamentos, si se tratara de nuestra tradición romana-canoníca, determine quién tiene razón y hasta dónde.

No porque la tenga en sí o de manera absoluta sino porque la tiene de acuerdo con tal sentencia, con talestatuto o con tal artículo.

“La Justicia no puede reducirse a eso”, protestan los tomistas.

Quizás no, pero para formular un diagnóstico con efectos prácticos dentro de una comunidad, no podemos perdernos en las abstracciones a las que ellos son tan aficionados. No podemos, vaya, partir de la idea de que existen valores absolutos para juzgar a quienes obligan a las mujeres a cubrirse lacara en Afganistán, a los que cercenan las manos de los ladrones en Sudán o a los que propinan 700 azotes a las mujeres que abortan en Arabia Saudita. Con el candor que siempre caracterizó, Rafael Preciado Hernández llegó a afirmar que la Justicia era “el criterio ético que nos obliga a dar al prójimo lo que se le debe conforme a las exigencias ontológicas de su naturaleza”. Lo que no nos dijo fuequien se lo debe dar y quién determina cuáles son las “exigencias ontológicas” de cada persona o grupo. ¿Un precedente Judicial? ¿Una Ley? ¿500 individuos que afirman contar con la representación de 100 millones?.

En su ensayo ¿Qué es la Justicia?, Han Kelsen repasó los fallidos intentos que han realizado distintos pensadores a lo largo de la historia para definir la justicia. Fallidos...
tracking img