Teolepsia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1697 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 12 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
ADIOS - Por Theodore Sturgeon
«Adiós» es una palabra, una pequeña aglomeración de palabras, que significa Dios sea con vosotros. Os lo deseo de todo corazón.
Debéis saber que no soy, y que he hecho todo lo posible para no ser un erudito bíblico que quiere desmentir las llamadas “Sagradas Escrituras”, usando oscuras pronunciaciones arameas y griegas. Pero quiero confesaros que ayer durantecasi treinta horas y esta mañana he estado encerrado con mis libros haciendo el papel de erudito.
He descubierto algunas cosas extraordinarias. La más extraordinaria de todas es que no tuve que acercarme a la parte extraordinaria de mi biblioteca de referencia. Cualquiera puede encontrar lo que encontré yo, lo que cambió mi vida y la vida de algunos amigos queridos, lo que puede producir unaconmoción drástica en algunos de vosotros con sólo consultar una Biblia, una concordancia y cualquier historia más o menos competente del cristianismo. Os voy a contar lo que encontré.
Se llama cristianos a los que son fieles de Cristo Jesús de Nazaret, en cuyo nombre se ha fundado el santuario de su religión y todas las formas, escritas y no escritas, que lo acompañan.
De domingo a domingo, unareconfortante monotonía parece rodear esta iglesia y sus oficios religiosos, la manera en que se realizan y la manera en que se comportan a ambos lados del comulgatorio. Pero ha habido cambios.
Usamos una Biblia escrita con lenguaje y neologismos modernos, y muchos de los himnos son nuevos o han sido reacomodados. Seguramente habrá más cambios. Nos guste o no, podemos encarar la idea con sobriedadporque todavía no han ocurrido. También sabemos que ha habido cambios, pero parece que cuesta un poco más entender que los cambios en el culto cristiano no empezaron hace veinte años, o cincuenta, o en el momento en que Martín Lutero clavó su manuscrito en la puerta de una iglesia hace algunos siglos. Los verdaderos cambios empezaron con la muerte del último de los discípulos: los hombres que deverdad hablaron con Jesús y recibieron sus enseñanzas.
Nos gusta adormecernos con la idea de que los cambios son para bien, que lo que tenemos es superior a lo que teníamos. Bueno, en algunos sentidos eso es cierto. A pesar de todas sus discrepancias y desacuerdos, las iglesias cristianas tienen millones de seguidores y poseen millones de dólares en bienes inmuebles. Si eso es mejor que lo quetenían los apóstoles, muy bien.
Pero ¿es una verdadera mejora del cristianismo tal como Cristo lo vio y lo enseñó?
¿Cómo era el culto primitivo?
Hay una manera fascinante de descubrirlo. Durante toda la historia de la iglesia se encuentran referencias sobre concilios, convocados con el propósito de exponer doctrina eclesiástica y prácticas eclesiásticas. Al anunciar que en adelante debería hacersetal y tal cosa, también anunciaban lo que no debería hacerse.
Y ése es, el punto importante. Uno no prohíbe algo a menos que la gente lo esté haciendo.
Mediante el estudio de lo que esos concilios han prohibido sabemos lo que hacían los cristianos de la época. Cuando se cambió el cristianismo, se cambió de manera gradual, y este tipo de estudio nos muestra paso a paso cómo se lograron esoscambios... y por qué. Como veis, no busco tanto qué cambios se hicieron sino cómo era el cristianismo antes de que lo cambiaran.
Permitid que os cuente ahora, sin documentar todos los pasos con fechas y lugares, aunque se puede hacer, cómo era el culto de Dios a través de Cristo tal como nos lo transmitieron Jesús de Nazaret y sus discípulos.
No había casa de culto. A veces por decisión propia, amenudo para huir de la persecución, los fieles se reunían en un sitio tranquilo y secreto.
No había un sacerdote oficiante.
No había distinciones de raza o edad, de riqueza o pobreza o sexo. En realidad, quienes se sentían más atraídos por el cristianismo eran las masas, los esclavos y las mujeres, todos los cuales eran aceptados por igual.
Estaba el beso de la paz. En las reuniones, cada...
tracking img