Teología

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 24 (5825 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
a
TRIBUNA: Cinco años de pontificado de Benedicto XVI HANS KÜNG
Carta abierta a los obispos católicos de todo el mundo
HANS KÜNG 15/04/2010
 
Vota

[pic]

Resultado [pic][pic][pic][pic][pic]916 votos

[pic] Comentarios - 374  [pic]  [pic]  [pic]

El teólogo Hans Küng juzga el pontificado de Benedicto XVI como el de las oportunidades perdidas. En el quinto aniversario de su llegada alVaticano, pide al clero que reaccione ante la crisis de la Iglesia, agudizada por los abusos a menores

Estimados obispos,

• Francia censura al Vaticano por vincular a pederastas y gays
• El Papa llama a los católicos a "hacer penitencia" para renovarse
• Un cardenal felicitó en 2001 a un obispo por ocultar un caso de pederastia

[pic]
Benedicto XVI
AFONDO
Nacimiento:
16-04-1927

Lugar:

Marktl

[pic]

Hans Küng
A FONDO
Nacimiento:
1928

Lugar:

Sursee

[pic]

Ciudad del Vaticano
A FONDO
Capital:
Ciudad del Vaticano.

Gobierno:

Estado eclesiástico.

Población:

824 (est. 2008)

La noticia enotros webs
• webs en español
• en otros idiomas
El Papa ha perdido la ocasión de lograr los grandes desafíos de la Iglesia

No ha pedido perdón por los abusos ni ha logrado acercarse a los judíos

Ratzinger interpreta de forma retrógrada el Concilio

En vista de tantas irregularidades, el silencio os hace cómplices

La obediencia ilimitada sólo se debe a Dios. No impide decir la verdadPara recuperar la confianza sólo vale la franqueza y una reforma consecuente

Joseph Ratzinger, ahora Benedicto XVI, y yo fuimos entre 1962 1965 los dos teólogos más jóvenes del concilio. Ahora, ambos somos los más ancianos y los únicos que siguen plenamente en activo. Yo siempre he entendido también mi labor teológica como un servicio a la Iglesia. Por eso, preocupado por esta nuestraIglesia, sumida en la crisis de confianza más profunda desde la Reforma, os dirijo una carta abierta en el quinto aniversario del acceso al pontificado de Benedicto XVI. No tengo otra posibilidad de llegar a vosotros.

Aprecié mucho que el papa Benedicto, al poco de su elección, me invitara a mí, su crítico, a una conversación de cuatro horas, que discurrió amistosamente. En aquel momento, eso me hizoconcebir la esperanza de que Joseph Ratzinger, mi antiguo colega en la Universidad de Tubinga, encontrara a pesar de todo el camino hacia una mayor renovación de la Iglesia y el entendimiento ecuménico en el espíritu del Concilio Vaticano II.

Mis esperanzas, y las de tantos católicos y católicas comprometidos, desgraciadamente no se han cumplido, cosa que he hecho saber al papa Benedicto dediversas formas en nuestra correspondencia. Sin duda, ha cumplido concienzudamente sus cotidianas obligaciones papales y nos ha obsequiado con tres útiles encíclicas sobre la fe, la esperanza y el amor. Pero en lo tocante a los grandes desafíos de nuestro tiempo, su pontificado se presenta cada vez más como el de las oportunidades desperdiciadas, no como el de las ocasiones aprovechadas:

- Se hadesperdiciado la oportunidad de un entendimiento perdurable con los judíos: el Papa reintroduce la plegaria preconciliar en la que se pide por la iluminación de los judíos y readmite en la Iglesia a obispos cismáticos notoriamente antisemitas, impulsa la beatificación de Pío XII y sólo se toma en serio al judaísmo como raíz histórica del cristianismo, no como una comunidad de fe que perdura y quetiene un camino propio hacia la salvación. Los judíos de todo el mundo se han indignado con el predicador pontificio en la liturgia papal del Viernes Santo, en la que comparó las críticas al Papa con la persecución antisemita.

- Se ha desperdiciado la oportunidad de un diálogo en confianza con los musulmanes; es sintomático el discurso de Benedicto en Ratisbona, en el que, mal aconsejado,...
tracking img