Teologia de la liberacion como praxis para la emancipación en america latina.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1576 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 24 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
TEOLOGIA DE LA LIBERACION COMO PRAXIS PARA LA EMANCIPACIÓN EN AMERICA LATINA.

El sufrimiento religioso es, por una parte al mismo tiempo una expresión del sufrimiento real y, por la otra, la protesta contra éste. La religión es el suspiro de la criatura oprimida, el alma de un mundo sin corazón, al igual es el espíritu de condiciones sociales carentes de espíritu. Es el opio del pueblo.Karl Marx.

En el presente ensayo se habrá de abordar de manera sintética la relación indisoluble entre las condiciones reales existentes y la teología de la liberación. En efecto, dicha relación se halla en cuanto a la praxis como una expresión concreta de la teología de la liberación en la realidad efectiva. Así pues, para la compresión de lo que se presenta, resulta imprescindible desarrollardicha relación en cuanto a totalidad, y para lo cual hay que abordar cada una de las partes que lo componen, como lo son; el papel de la teología de la liberación y su carácter teleológico (utópico desde una postura aristotélica), la praxis como proceso de transformación social para la liberación, y por ultimo la relación insoslayable entre praxis y utopía.

En ese sentido y siguiendo el ordenestablecido, habremos de exponer los fundamentos ideológicos de la teología de la liberación, para lo cual nos apoyaremos en las tesis de los pioneros intelectuales de esta corriente filosófica-teológica, es decir con Gustavo Gutiérrez al igual que con Michael Löwy. El primero de ellos es sacerdote peruano consiente de las adversas condiciones en las que se encuentran la mayoría de los puebloslatinoamericanos, y el segundo de ellos, es un sociólogo de origen brasileño que se ha dedicado a conocer la vinculación de las principales corrientes del pensamiento con las clases sociales en el modo de producción capitalista.

De modo que, la teología, desde la perspectiva de Gustavo Gutiérrez, “… es en efecto, inherente a una vida de fe que busque ser autentica y plena, y, por lo tanto, a lapuesta en común de esa fe en la comunidad eclesial. En todo creyente, más aún, en toda comunidad cristiana, hay pues un esbozo de teología, de esfuerzo de inteligencia de la fe.” (Gutiérrez, 1999:57). Y es en esta base bajo la cual y solamente gracias a ella, puede fundamentarse el quehacer teológico. Por lo que, nos encontramos con que el desarrollo y practica de la teología es un proceso históricosocial, en el cual se han delimitado ciertas tareas en su desarrollo histórico dentro de un contexto social dado. En efecto, la teología ha cumplido tareas fundamentales, dentro de las cuales nos encontramos en un primer momento su quehacer como sabiduría, la cual se caracterizo por un acercamiento a la vida espiritual, en donde se percibe una escisión con la realidad social. Esta expresiónpractica de la teología fue realizada en los primeros años después de la fundación de la Iglesia. Por otra parte, y ya entrado el siglo XII, se comienza a considerar el quehacer teológico como ciencia y en donde “las categorías aristotélicas permiten calificar a la teología como ciencia subalterna” (Gutiérrez, 1999:59). Al considerar a la teología como saber racional, implícitamente se le relación con larazón, de modo que nos encontramos con una relación dialéctica entre teología y razón, en donde el carácter teleológico de la teología interactúa con la razón, como instrumento de construcción de su fin.

Así pues, el desarrollo de la teología como práctica no ha escapado a su transformación en cuanto a sus fundamentos filosóficos que la sustentan, sino que además en tanto a su manera deexpresión práctica. Y es en ese desarrollo y en esa relación de la teología como disciplina que tiene que reflexionar sobre su carácter práctico en la vida efectiva de las sociedades. Esta reflexión es ineludible, puesto que “toda vida es esencialmente practica” (Marx en Sánchez Vázquez, 2003:318), es decir el hombre es hombre en cuanto a la praxis, es una característica inherente al hombre, por lo...
tracking img