Teologia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 203 (50547 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 3 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Carta encíclica Veritatis Splendor (Esplendor de la Verdad)
* Introducción
* Jesucristo, luz verdadera que ilumina a todo hombre
* Objeto de la presente encíclica
* Cap. 1: "Maestro, ¿Qué he de hacer de bueno...?"
* «Se le acercó uno...» (Mt 19, 16)
* «Maestro, ¿qué he de hacer de bueno para conseguir la vida eterna?» (Mt 19, 16)
* «Uno solo es elBueno» (Mt 19, 17)
* «Si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos» (Mt 19, 17)
* «Si quieres ser perfecto» (Mt 19, 21)
* «Ven, y sígueme» (Mt 19, 21)
* «Para Dios todo es posible» (Mt 19, 26)
* «He aquí que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo» (Mt 28, 20)
* Cap. 2: "No os conforméis a la mentalidad de este mundo"* Enseñar lo que es conforme a la sana doctrina (cf. Tt 2, 1)
* «Conoceréis la verdad y la verdad os hará libres» (Jn 8, 32)
* 1. La libertad y la ley
* «Del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás» (Gn 2, 17)
* Dios quiso dejar al hombre «en manos de su propio albedrío» (Eclo. 15, 14)
* Dichoso el hombre que se complace en la ley delSeñor (cf. Sal 1, 1-2)
* «Como quienes muestran tener la realidad de esa ley escrita en su corazón» (Rm 2, 15)
* «Pero al principio no fue así» (Mt 19, 8)
* 2. Conciencia y verdad
* El sagrario del hombre
* El juicio de la conciencia
* Buscar la verdad y el bien
* 3. La elección fundamental y los comportamientos concretos* «Sólo que no toméis de esa libertad pretexto para la carne» (Gál 5, 13)
* Pecado mortal y venial
* 4. El acto moral
* Teleología y teleologismo
* El objeto del acto deliberado
* El «mal intrínseco»: no es lícito hacer el mal para lograr el bien (cf. Rm 3, 8)
* Cap. 3: “Para no desvirtuar la Cruz de Cristo”
* «Para ser libresnos libertó Cristo» (Ga 5, 1)
* Caminar en la luz (cf. 1 Jn 1, 7)
* El martirio, exaltación de la santidad inviolable de la ley de Dios
* Las normas morales universales e inmutables al servicio de la persona y de la sociedad
* La moral y la renovación de la vida social y política
* Gracia y obediencia a la ley de Dios
* Moral y nueva evangelización* El servicio de los teólogos moralistas
* Nuestras responsabilidades como pastores
* BENDICIÓN
*  
* Venerables hermanos en el episcopado,
salud y bendición apostólica.
*  
* El esplendor de la verdad brilla en todas las obras del Creador y, de modo particular, en el hombre, creado a imagen y semejanza de Dios (cf. Gn 1, 26), pues la verdad ilumina lainteligencia y modela la libertad del hombre, que de esta manera es ayudado a conocer y amar al Señor. Por esto el salmista exclama: «¡Alza sobre nosotros la luz de tu rostro, Señor!» (Sal 4, 7).

INTRODUCCIÓN
 Jesucristo, luz verdadera que ilumina a todo hombre
 1. Llamados a la salvación mediante la fe en Jesucristo, «luz verdadera que ilumina a todo hombre» (Jn 1, 9), los hombres llegan a ser «luzen el Señor» e «hijos de la luz» (Ef 5, 8), y se santifican «obedeciendo a la verdad» (1 P 1, 22).
Mas esta obediencia no siempre es fácil. Debido al misterioso pecado del principio, cometido por instigación de Satanás, que es «mentiroso y padre de la mentira» (Jn 8, 44), el hombre es tentado continuamente a apartar su mirada del Dios vivo y verdadero y dirigirla a los ídolos (cf. 1 Ts 1, 9),cambiando «la verdad de Dios por la mentira» (Rm 1, 25); de esta manera, su capacidad para conocer la verdad queda ofuscada y debilitada su voluntad para someterse a ella. Y así, abandonándose al relativismo y al escepticismo (cf. Jn 18, 38), busca una libertad ilusoria fuera de la verdad misma.
Pero las tinieblas del error o del pecado no pueden eliminar totalmente en el hombre la luz de Dios...
tracking img