Teologia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1827 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Bernard Sesboue. CREER
La resurrecion de Jesus (347- 379) y El fin de los tiempos, la resurrección final y el mas alla (605 – 627)

Cómo ha llegado a elaborar el pensamiento bíblico la esperanza de la resurrección?
En la creencia primitiva, el gran bien del hombre es la vida, y la muerte aparece como la catástrofe. Por tanto, todo ha acabado con ella. Al morir, el hombre va al “shéol” o“infiernos”, equivalente judío del “hades” de los griegos, es decir un lugar de tinieblas, de polvo y de silencio. Una especie de prisión con puertas, donde las sombras llevan a una vida extremadamente pálida, parecida a un triste sueño.
Este “shéol” no es un lugar de castigo, es un lugar de olvido, un lugar donde el hombre no puede conocer más a Dios. Lo mismo que el cuerpo se degrada, de la mismamanera el soplo de vida se extenúa en un sueño privado de toda felicidad. Esta concepción poco a poco evoluciona bajo un triple empuje.
El amor, en primer lugar: el pueblo judío quiere vivir sin interrupción y sin fin con Dios. La justicia, a continuación: el “shéol” nivela definitivamente a todos los humanos, sean cuales fueran sus acciones, lo que hace escandalizarse sobre la justicia de Dios ycontradice la esperanza de los mártires. Finalmente, la vida: El Dios de la vida es más fuerte que la muerte. Este recorrido representa etapas que nosotros también tenemos que recorrer sea como sea la fuerza de nuestra fe, desde la percepción del escándalo de la muerte y la experiencia sufriente de la separación que parece tan próxima de la caída en la nada, hasta tomar en cuenta nuestra esperanza deuna vida más allá de esta vida, esperanza que habita todo hombre en lo más profundo de sí mismo.
¿Qué nuevo umbral atraviesa el Nuevo Testamento?
Jesús anuncia la venida del Reino de Dios. Proclama las Bienaventuranzas, carta magna de ese Reino, y cuenta las parábolas para permitir que cada uno se convierta a la Buena Noticia. Pero no sólo habla. Actúa. El Reino que anuncia, lo inaugura con supresencia y con sus actos. Cura a los enfermos y resucita a los muertos: el hijo de la viuda de Naín, la hija de Jairo, Lázaro. A la pregunta “¿En qué consiste el Reino de Dios?” aporta asimismo una respuesta simple: quienes creen vuelven a la vida. El mismo Jesús ha atravesado la prueba de la muerte. Pero ha cambiado el sentido amando a los suyos hasta el final. Su muerte ha sido una “muerte paranosotros”. Ha dado su vida para darnos la vida. Con su resurrección, llegamos al corazón del mensaje cristiano sobre el hombre y su salvación.
¿Qué significa la resurrección de Cristo?
En primer lugar, una primera constatación: la tumba es encontrada abierta y vacía. El cuerpo de Jesús ha desaparecido. Segunda constatación: al resucitar, Jesús no ha vuelto a su estado de vida anterior. Se dejaver de una manera repentina y gratuita que escapa a las leyes de nuestro espacio y de nuestro tiempo. Pero no es un espíritu, ni un puro fantasma: la resurrección concierne la totalidad de su persona, incluyendo su cuerpo mortal. Estos puntos son de una importancia decisiva para nosotros, pues la resurrección de Jesús es en cierto modo la parábola en acto de lo que debe ser nuestra resurrección.Como Él resucitó, nosotros resucitaremos.
¿Cómo resucitan los muertos? ¿Con qué cuerpo?
San Pablo (1 Corintios 15) hace una comparación: el de la semilla minúscula que muere, se disuelve en el suelo, antes de dar nacimiento al cuerpo todo nuevo de la planta. Para Pablo y sus contemporáneos, completamente ignorantes del proceso biológico que hace pasar de la una a la otra, se trata propiamente deun milagro. Dicho de otra forma, después de una transformación radical, el ser corporal concreto da lugar al cuerpo “espiritual”, glorioso y celeste. Continuando con San Pablo, y teniendo en cuenta todos los datos de la filosofía, de la antropología y de la teología contemporáneas, podemos intentar definir el paso al cuerpo resucitado. Sabemos que el cuerpo no puede ser reducido ni a sus...
tracking img