Teologos juristas del siglo de oro español

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1291 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LOS TEOLOGOS JURISTAS DEL SIGLO DE ORO ESPAÑOL

FRANCISCO DE VITORIA

Francisco de Vitoria (1473-1546), fue catedrático de la Universidad de Salamanca. Sostuvo que la sociedad es un cuerpo conformado por el poder, el cual consta de dos partes: la autoridad y la potestad. La potestad la recibe le monarca directamente de Dios y la autoridad de la sociedad. Potestad y autoridad son, según ladoctrina vitoriana.

El padre Vitoria diseñó jurídicamente la existencia del Estado como una nueva organización política, con un poder suficiente. Considera que el dominio no puede provenir sino del derecho divino o el natural o del humano positivo, y por ninguno de estos derechos existe un señor *orbe (la pieza de joyería utilizada por un monarca, que representa el mundo cristiano). No hayprueba histórica de un acto sobrenatural de concesión de ese dominio.

Él define al Estado o república es una comunidad perfecta, es decir todo aquello cuanto exige la razón de ser o que no le falta nada. También lo contempla en estrecha unió con su fin: el bien común, la autosuficiencia que constituye al Estado como un todo se traduce en el derecho de gobernarse a sí mismo y dirigir todoslos poderes al bien común.

Francisco de Vitoria acuña una nación primordial del poder: facultad, autoridad derecho de gobernar a la comunidad política. Gobernar es la idea en que están contenidas todas las facultades de ese poder supremo de una comunidad perfecta.

En su obra Reelecciones sobre las Indias; destacó lo que llamó Títulos ilegitimos y legítimos, por los cuales no podíajustificarse el poder castellano en Europa. No acepta que el Papa sea la suprema autoridad terrenal, sino solo espiritual.

Cuestiona la autoridad para declarar la guerra. El derecho de guerra se atribuye a cualquiera, aunque sea una simple particular, es lo que llama impropiamente guerra es lo que se llama impropiamente guerra defensiva, pero es más bien, legítima defensa solo puede ejercersemientras dura el peligro que es lo que los juristas denominan in contenti. LA republica o Estado en cambio, tienen autoridad no solo para defenderse, sino también para exigir una reparación y vengar las injurias recibidas.

Las causas que no puede haber una guerra son:

Primero, la diversidad de religión no es justa de guerra.

Segundo, no es justa causa de guerra el deseo de ensancharel territorio.

Tercero, tampoco no es causa de guerra lo que es en provecho particular del príncipe.

Por ello, la única causa de hacer guerra es la injuria recibida, porque no se puede usar de las armas contra quienes no hacen el mal, ya que por derecho natural está prohibido matar a los inocentes, mas sin embargo no basta una injuria cualquiera para declarar la guerra porque la dureza dela pena debe ser proporcional a la gravedad del delito. Por tanto será lícita para la defensa del bien público; recobrar todas las cosas perdidas y sus intereses; resarcirse con los bienes del enemigo de los gastos de la guerra y de todos los daños causados por él injustamente; hacer todo cuanto sea necesario para asegurar la paz y la seguridad frente a los enemigos. Obtenida lavictoria, recobradas las cosas y aseguradas la paz y la tranquilidad, se puede vengar la injuria recibida de los enemigos escarmentarlos y castigarlos por las injurias inferidas.

No siempre es suficiente que le príncipe crea justa la guerra, pues es conveniente analizar con gran diligencia la justicia y causas de ella y escuchar también las razones de los adversarios, si desearan discutir con razóny con justicia así sea de que los senadores, gobernadores y en general al consejo publico o del príncipe deben y están obligados a examinar las causas de una guerra.

El precisa que una republica es una comunidad perfecta; es decir que no le falta nada por lo tanto es aquella que por sí misma es todo, o sea, que no es parte de otra republica, sino que tiene sus propias leyes, consejo propio...
tracking img