Teoria de la independencia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3105 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
[LA DEPENDENCIA POLÍTICA ES LA CAUSA DE LA POBREZA ECONÓMICA]
Hoy día, la última actuación en el Foro [Nacional sobre el Petróleo y Gas] ha sido precedida de un hecho insólito: un apagón, que nos ha impedido reunirnos en un local más holgado. Quisiera creer que esto es puramente accidental y, sin embargo, me felicito de que hubiese ocurrido este accidente, porque hace unos minutos cuandobuscaban los miembros de la FUL (Federación Universitaria Local) un local adecuado que reemplace al aula de la Facultad de Ciencias Económicas y ante la imposibilidad de encontrar la llave ―medio natural de abrir las puertas― tuvo que acudirse a una picota. No he podido resistir, por asociación de ideas, la necesidad de llegar a conceptuar esa llave como un símbolo de la superestructura jurídica que nose adecua a los requerimientos de esta infortunada Nación y a esa picota más eficaz para abrir las puertas cuando se cierran los caminos democráticos considerada, también, como un símbolo de esa actitud colectiva cuando un pueblo se resuelve a salir a las calles y acabar con toda sofisticación para defender sus intereses.
[…] Dice el General [René] Barrientos, entrando en el tema: ´¿Cómo podráentrar Bolivia en esa competencia de corrientes externas –se refiere a los grandes consorcios petroleros– sino apoyándose en las grandes organizaciones que operan y controlan el mercado mundial?´ Claro está, es otra conclusión del ´hombre económico´, el medio para salir de nuestra condición subdesarrollada y dependiente sería justamente apoyarnos en uno de los puntos de la dominación; nosotrosestaríamos utilizando a una gran entidad petrolera internacional en nuestros fines nacionales y no sería aquella la que está utilizando al país en razón de sus intereses particulares.
[…] Piensan ellos –los más audaces– aquellos que intentan conciliar su posición de gente que defiende a un gobierno antinacional y antipopular con una posición aparentemente de avanzada, que nuestros males comienzan en lapobreza. […] Dicen ellos que en tanto no alcancemos el desarrollo económico seguiremos siendo dependientes puesto que esto es consecuencia de la pobreza, pero esta relación de causa a efecto se detiene en estas personas de una manera curiosa en lo que parecería la causa primigenia que, a su vez, no tiene causa alguna, que se determina por sí misma, es decir, la pobreza. La pobreza seríaconsecuencia de sí misma y claro está que no advierten, o no quieren advertir, que somos pobres porque somos dependientes, porque Bolivia comenzó siendo dependiente y no comenzó siendo pobre. Esta es la causa original de nuestra condición subdesarrollada, la condición dependiente de Bolivia y, naturalmente, no vamos a salir del subdesarrollo acentuando cierto tipo de inversión de capital, que acentúa lacondición neocolonial en que Bolivia hoy en día se debate. Y es que hay, paralelo a este círculo de la pobreza, un círculo de la indignidad. Quienes llegan a altas esferas del gobierno, para llegar a ellas comienzan por enajenar su independencia, su dignidad personal y cuando continúan en esta tarea terminan comprometiendo la dignidad misma del país.” [Hay] en los hombres de gobierno, una necesidadcasi compulsiva de dividir al pueblo de Bolivia en dos grandes grupos humanos, ellos están naturalmente en el mejor de los dos, en el único digno de vivir en este país: el de lo hombres prácticos, el de los hombres que prefieren la negociación. A nosotros nos sitúan en el conjunto de los ilusos, de los líricos, de lo que ellos suelen llamar los ´tontos útiles´. Nosotros aceptamos complacidos estaúltima definición y retribuimos con otra que expresa también una verdad; ellos están en el grupo de los ´tontos inútiles´, inútiles al interés del país.”
Conferencia en la UMSS sobre “El gas que no tenemos”, Cochabamba, 28 de noviembre, 1967.

Contamos con las inmensas reservas de hiero del Mutún y con el gas, como elemento reductor. […] Nuestra lucha que es la batalla de todos los días, no...
tracking img