Teoria del estado

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3982 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La expresión más precisa es aportada por Johann Caspar Bluntschli, quien definía a la soberanía estatal como el poder y grandeza del Estado(172). En esta orientación se enumeran como signos distintivos de la soberanía así determinada los criterios de independencia, exclusividad e indivisibilidad, así como el de supremacía(173). Esto vale como expresión de la impermeabilidad fundamental de laordenación estatal hacia su interior, pero también hacia fuera, en las relaciones con otros Estados. También aquí repercute el dogma de la voluntad. El derecho internacional se transforma así en el "derecho externo del Estado", en la medida en que sólo se le puede atribuir juridicidad cuando ha sido incorporado por la legislación de cada uno de los Estados(174).
Johann Caspar Bluntschli, (Zurich,1808-1881), jurista y político, fue uno de los primeros en formular los principios del Estado moderno. «Lehre vom modernen Staat», 3 vol. (1875-76) traducida al español como «Derecho Público Universal» es considerada su obra más importante: «El Estado es la encarnación y personificación del poder del pueblo. El Estado como persona es soberano. La soberanía no existe antes del Estado, ni fuera, ni porencima de él». La versión española vio la luz el mismo año que la francesa, adelantándose 3 años a la italiana y 5 a la inglesa.
Johann Kaspar Bluntschli -un jurista y político sueco del siglo XIX- para puntualizar que “la opinión pública es, sobre todo, la opinión de la alta clase media”.

SINIBALDO DE FIESCHI
En esta búsqueda encontramos el nombre de Sinibaldo dei Fieschi13 o Inocencio IVcuya obra es muy meritoria al punto tal que Gierke se refiere a ella en los siguientes términos: “La doctrina de las personas jurídicas se nos presenta en la obra de Inocencio IV en un estado de imprevista perfección que despierta maravilla, a pesar de que no falte una cierta preparación anterior. El le dió a tal doctrina una marcadísima configuración, de la misma manera que Savigny lo hicieradespués en nuestro siglo, con cuyas enseñanzas concuerda también materialmente de modo verdaderamente remarcable”
El aporte de Sinibaldo dei Fieschi es tan significativo en la elaboración de un concepto sobre a persona jurídica que se ha sostenido con razón que él fue el más eficaz representante en Italia de la doctrina romano-canónica, como Savigny fue el más autorizado vocero de la mismacorriente de pensamiento en Alemania. Para Ruffini es una grave inexactitud histórica considerar a Savigny como el autor de la teoría de la teoría de la ficción. Esta afirmación sólo puede sustentarse si se desconoce la obra de Sinibaldo dei Fieschi. El autor expresa que con Inocencio IV se configura la teoría de la ficción, que dominó tanto en el foro como en la doctrina por más de seis siglos, hasta queSavigny la refrescó y la recompuso y se hizo fuerte gracias a la gran autoridad de su nombre. Esta teoría, según Ruffini, “reconquistó tanto vigor que se impuso a través del presente siglo como la dominante en el derecho privado, a pesar de los fieros ataques y de los ingeniosísimos sistemas que le fueron contrapuestos”
De nombre Sinibaldo dei Fieschi, el que será último representante de lateocracia pontificia se formó en Parma y Bolonia, siendo profesor de derecho canónico en esta última ciudad. El 23 de septiembre de 1227 fue nombrado Cardenal-Párroco de San Lorenzo en Lucina; el 28 de julio de 1228, vice-canciller de Roma, en 1235 Obispo de Albenga y legado en el norte de Italia y, finalmente, elegido Papa el 25 de junio de 1243 tras más de año y medio con la sede vacante por lamuerte de Celestino IV.
Con ocasión de la celebración del cónclave que había de elegirle Papa, Federico II controlaba todos los alrededores de Roma, siendo de facto quién dominaba los Estados Pontificios. Con esta situación pretendió controlar la elección papal, a lo que la mayoría de los cardenales se opuso. Elegido Inocencio IV, Federico II envió emisarios para acodar la paz. Federico II había...
tracking img