Teoria l

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4090 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA TEORIA L
MANUAL DE ANTIGERENCIA

Jean-Paul Sallenave, diplomado en administración en E.S.S.E.C., París, tiene un M.B.A. de la Universidad de Stanford, California, un doctorado en administración y en economía. Se ha especializado en capacitación ejecutiva, en los programas de alta gerencia de universidades norteamericanas (Columbia, Perdue, Sherbrooke y Ottawa), latinoamericanas (Universidadde los Andes, CESA, Universidad de El Salvador y Universidad Argentina de la Empresa) y europeas (Lovaina, IMaC).

Capítulo I Soy Leonardo Latino. Leo, para los amigos. Soy hijo del famoso boxeador criollo, campeón de los pesos welter en 1943. De la unión del boxeador criollo y de la enfermera francesa nació Leo, hijo único y consentido, enemigo de la violencia, amante de las bellas artes,intelectual latino. “la verdad es que yo, hijo del famoso Tigre de Chambacú, me convertí en un destacado businessman en los Estados Unidos, y alcance la presidencia de una de las más prestigiosas firmas de las industria alimentaria en ese país”.
1. ¡YO PRIMERO!
“Yo soy como soy. Soy Leo y, si no lo proclamo siempre, sí lo pienso quedamente: ¡yo primero!”
Este hace referencia a la importancia deuno mismo, que no es ser egoístas sino que no siempre se debe pensar en los demás si no en sí mismo, es una cualidad como jefe; aunque el trabajo de equipo facilitan las tareas, la mayoría de las personas egoístas, obstinadas y ligeramente megalómanas, son las que obtienen los resultados o en todo caso las que atribuyen el crédito a sus compañeros de equipo. Siempre habrá alguien que conservará suidentidad y la cultivan al margen del equipo con el que colaboran, pero al cual jamás pertenecen verdaderamente.
“Somos simples peones en el tablero de un dios caprichoso” los dioses, las personas y las organizaciones trantan de poseernos, de controlar nuestros pensamientos, nuestras acciones y nuestra vida. Existen dos clases de personas: las que trabajan para ellas mismas y las que trabajanpara los demás. Si cada uno de nosotros dejamos que otro sea persona o una organización controle la relación que lo liga a él, él le asignará un papel de cónyuge, de alumno, de empleado, de director, de profesor etc. Siempre se trabajará para él hasta el punto de dejar de tener existencia propia al margen de él. Despierte y grite: ¡Yo primero!
2. YO SE QUE QUIERO, PERO A MENUDO CAMBIO DE IDEA
Eljuego de la comunicación consiste en hacer dudar al otro de su propia idea para hacérsela sustituir por la nuestra. “Si yo estuviera en tu lugar….” Y es así como nos hacen cambiar de idea. Sea que nos consideremos diferentes a los demás o como ellos, no podemos evitar definirnos con respeto a ellos en un contexto social. Encarcelados, sacudidos al capricho de los mensajes que nos asedian,consolidamos ciertas ideas formadas en el pasado, cambiamos las viejas por algunas nuevas y más esporádicamente, abrimos espacio para las ideas por venir.

3. LA VIDA ES UN CONCURSO
Olvídese del ideal olímpico, lo esencial no es participar sino ganar. Nos encantaría que la vida fuera un simple examen donde obtener el promedio garantizará la seguridad. Pensar que el éxito de uno está en función delfracaso del otro, resulta angustioso, porque uno no sabe que el otro piensa exactamente lo mismo. El concurso conlleva el riesgo de conducir a una rebatiña en la que todos los golpes son permitidos, pero de la que surgirán si no los mejores, los sobrevivientes. Es cuando se descubre que el concurso de la vida no es seleccionar a los mejores ni a los que más supieran, sino eliminar a los menosresistentes.
4. MÁS VALE DAR LAS ÓRDENES QUE RECIBIRLAS
Cuando se pertenece a la hermandad obrera, se descubre el aburrimiento, la realización maquinal de tareas insignificantes, la espera de una orden, la campana del almuerzo o para salir de la fábrica, la cuenta regresiva de los días, las órdenes que uno recibe sin discutir, las opiniones que uno guarda para sí y la saliva que se traga al decir “si...
tracking img