Teorias

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 26 (6361 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 11 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CONSIDERACIONES GENERALES SOBRE EL IMPACTO DE LA VIOLENCIA EN LA HISTORIA RECIENTE DEL PAÍS

La historia colombiana de los últimos cuarenta años está marcada por la violencia. Esta ha estado relacionada en forma estrecha con los principales procesos de cambio político, social y económico. A pesar de todos los esfuerzos, ha sido imposible eliminarla como un elemento central en la vida del país, yen este momento adquiere nuevas y más ominosas características.

Antes de los años conocidos como “la violencia”, mostró también la historia colombiana momentos de gran conflicto. Esto ha llevado a algunos autores a postular una continuidad fundamental de la violencia en la historia colombiana, y a ver las manifestaciones recientes de ella como expresiones de rasgos centrales de la culturanacional. Sin embargo, aunque algunos elementos de las violencias históricas pueden tener impacto sobre las formas recientes de ella, los fenómenos de las últimas décadas tienen características propias que hacen necesario subrayar los elementos nuevos aparecidos en épocas recientes. En efecto, la violencia contra los indígenas en la época colonial, las guerras civiles del siglo XIX e incluso losbrotes de violencia política de 1932-33 se presentan en contextos radicalmente diferentes y conforman períodos de violencia separados por etapas en las cuales las formas de acción violenta se redujeron drásticamente. Suponer una continuidad causal entre todas las violencias haría imposible comprender los largos períodos de paz que ha tenido Colombia

La violencia por antonomasia se dio a partir de1947, cuando los mecanismos que regulan los enfrentamientos políticos se rompieron y fueron reemplazados por el conflicto armado de comunidades y grupos rurales entre sí y de grupos liberales con el gobierno conservador. Una característica central de esta violencia fue el hecho de que se ejerció ante todo por parte de civiles y contra civiles. Aunque sin duda el estado compartía en términos generalesel objetivo de “derrotará” a los liberales y reducirlos a la impotencia política, y aunque algunos de los organismos estatales estaban dispuestos a utilizar para ello procedimientos de exterminación física y lo hicieron en ocasiones, en general el estado adoptó más que una actitud activa una actitud de tolerancia y encubrimiento hacia los hechos de violencia contra los liberales.

Por su parte,con excepción de un corto lapso, la violencia liberal contra los agentes del gobierno y contra los particulares se hizo sin el respaldo, excepto en algunas ocasiones, de los organismos nacionales de dirección del partido. Además la violencia se dirigía preferencialmente contra los conservadores rasos más bien que contra los funcionarios del gobierno o a los miembros de las fuerzas armadas. A pesarde que durante los años centrales de este período murieron quizás unos ciento cincuenta mil colombianos, fueron pocas las figuras importantes, en el terreno político, social o económico, que estuvieron entre ellos. Esto muestra una situación muy significativa de descentralización, geográfica y social, de la violencia, ejercida ante todo en el medio rural y en las poblaciones menores. Por estarazón, esta violencia asumió rasgos que la diferencian de las guerras civiles abiertas, donde rigen ciertos procedimientos “convencionales” y funcionan “esquemas” disciplinarios centralizadores. Ni el gobierno ni los jefes de los partidos políticos se sintieron responsables de los enfrentamientos entre los colombianos, que eran vividos como respuestas inevitables e inexorables de sus partidarios a lasprovocaciones y las violencias del otro bando. Subrayo estos elementos porque pueden tener algo que ver con los elementos de crueldad, los intentos por suprimir el enemigo “hasta la semilla”, la eliminación de mujeres y niños. Toda guerra genera tensiones en las que estos elementos se intensifican y violentan las formas de autocontrol cultural, moral o religioso; sin embargo una guerra que no...
tracking img