Teorias

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1810 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EDUCADOR… ¿POR QUÉ Y PARA QUÉ?, MI HISTORIA PEDAGÓGICA

Explicar el trabajo de los educadores requiere introducirse en la vida cotidiana de las escuelas, los alumnos y del profesor, el ámbito donde dicho trabajo adquiere formas, modalidades y expresiones concretas, criticar el trabajo de un docente es complejo, lo fascinante es el analizar cómo ha sido nuestra historia pedagógica,desde la niñez hasta nuestros días, creo que lo más importante aún, es el proponer buenas estrategias de educación ante las necesidades pedagógicas que requiere nuestro país, y sobre todo nuestro Estado, y nuestras localidades, pues es ahí donde poco importa para el sistema el tipo de educación que se da.
Mi historia pedagógica como tal comienza hace 23 años, poco recuerdo comofue mi primer día de clase, pero sí cual fue el aporte de cada uno de mis maestros a mi vida personal y educativa.
Los tres años de preescolar los disfrute mucho, mi maestra Eusebia Caballero Ramírez, mi madre, quien no únicamente me daba clases en las aulas, sino que su labor continuaba en mi casa, fue una maestra preocupada por mí y por mis compañeros, a cadauno nos daba nuestro lugar, no existía discriminación, ni favoritismo en el aula, su forma de enseñar era muy dinámica, tal vez, porque el nivel así lo requería, su forma de enseñanza se apegaba a las etapas de desarrollo que propone Piaget, se enfocaba a atender nuestras necesidades de acuerdo a etapas de nuestra vida, del cómo íbamos aprendiendo poco a poco.
Lo que recuerdo esque en mis primeras clases, nos ponía a jugar con materiales didácticos de colores que había en el aula, a colorear como quisiéramos, a cantar, a dibujar las primeras pelotitas, hacer las primeras rayitas, a bailar pero sobre todo, a relacionarnos con nuestros compañeros, pues tenía compañeritos que se resistían a entrar a clase sin la presencia de sus padres.En el segundo año de preescolar continuaban los juegos, el colorear pero con más estilo, el aprenderse las vocales, los cantitos, los juegos, los primeros números, a clasificar y aprenderse los colores, a formar las primeras palabras, el conocer nuestro entorno, entre ellos las plantas, los animales, algunos que otros artículos, aunque aquí la maestra era más exigentecon nosotros y nos exigía la tarea, cuando no la cumplíamos venían unos que otros regaños, según sus palabras porque teníamos que aprender a ser responsables.
El tercer año de preescolar fue más significativo, aquí aprendí a pintar bien, a cantar, a sumar y a restar los primeros números, a contar con piedras, palos, y algunos granos de la región, tales como;maíz, frijol, lentejas, además, de recortar con más precisión y formar las palabras involucrando las vocales y las consonantes. Lo que más recuerdo es que aprendí a escribir mi nombre con mis apellidos, el nombre de mis padres y hermanos, claro no muy entendibles pero lo intente.
En la primaria sólo tuve dos maestros, al ser una comunidad muy pequeña la escuela estridocente, había dos grupos en cada salón, primero y segundo, tercero y cuarto, quinto y sexto, en los primeros tres años, me impartió clases la maestra Elsa Caballero, persona mayor quien sólo se sujetaba a leer los libros de textos, aquí, nosotros como alumnos sólo teníamos que leer y realizar las actividades que marcaba el libro, su método de enseñanza eratradicionalista, las letras y los números tenían que entrar a punta de varazos, si no podíamos formar bien oraciones y leerlas nos daba de golpes en los brazos o pies, si no podíamos sumar nos jalaba las patillas, cuando no la obedecíamos no nos llamaba por nuestros nombres sino con una frase discriminatoria “indios pata rajada”, además, de aventarnos los...
tracking img