teory general of relativiti

Cuento
Había dejado el tabaco aproximadamente hace tres semanas. Ordenando las cosas que aún me faltan por ordenar, descubrí entre la maleta unacajetilla de cigarros; la rescaté de la maraña de ropa y la coloqué sobre la mesa. Tenía en la cabeza y el corazón ese pálpito que me sobresalta cuando losdedos casi autómatas quieren empezar a teclear y de alguna forma salir de ese capricho que llamo "necesidad de escribir". Lo usual es que tome asiento (lo máscómodo posible) y me deje llevar un poco seducido por la improvisación, pero cómo en relativas veces me pasa, comencé a elaborar un esquema cognitivodónde me empezaba a organizar y me sentía metódico.
No sé porque, decidí pararme y dirigirme a la mesa, casi cumpliendo una labor premeditada saqué elcigarrillo, lo encendí y me asomé por la ventana del departamento.
Fumar el adictivo rollito no hizo más que darme arcadas y mareos, con lo cual todainspiración se derrumbó como castillo de naipes, me frustré, me apagué, es más, aún me siento apagado y cansado-¿Es posible que ese nicotínico elemento haya causadoese estupor en mi?
Aún así quise tomarme la revancha de intentar sacar ese diablillo cuenta cuentos, que llevó adormilado en mí.
Terminando esterelato -porque no le encuentro otro significado a esto que estoy haciendo- me doy cuenta que no tiene sentido, es una sin razón, un conjunto de palabras consignificado anodino...pero la frustración ha ido disminuyendo párrafo a párrafo más no la sensación de sentirme en tiempo presente un completo idiota.
tracking img