Tesis sobre derecho y convenciaonalismos sociales

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1143 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 25 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
TESIS SOBRE DERECHO Y LOS CONVENCIONALISMOS SOCIALES
TESIS DE GIORGIO DEL VECCHIO
La actividad humana puede hallarse sujeta a obligaciones que unas veces tienen una índole típicamente moral y otras asumen carácter jurídico. Las normas creadoras de las primeras son siempre unilaterales; las que establecen las segundas poseen estructura bilateral. Lógicamente no es posible admitir la existenciade una regla de conducta que no pertenezca a alguna de las dos categorías que se han citado, es decir, que no sea imperativa simplemente o imperativo-atributiva. En el mundo real encontramos, una larga serie de preceptos de aspecto indefinido, relativamente a los cuales resulta difícil la determinación de su naturaleza. Pero un examen revela que, o bien imponen deberes solamente, caso en el cualson imperativos morales, o conceden además facultades, y entonces posees carácter jurídico.
Los llamados convencionalismos no constituyen, de acuerdo con lo expuesto, una clase especial de normas, sino que pertenecen, comúnmente, al ámbito de la moral, en cuanto no facultan a nadie para exigir la observancia de las obligaciones que postulan.
Lo que se ha dicho de los usos sociales se puedeafirmar igualmente de las normas religiosas. Suponen éstas una relación entre el hombre y la divinidad, e imponen a aquél deberes para con Dios, para consigo mismo o para con sus semejantes. Tales preceptos revisten, necesariamente, según los casos, forma bilateral o unilateral, lo que significa que en rigor no significan una nueva especie de normas, sino “el fundamento sui géneris, puramentemetafísico y trascendente, de un sistema regulador de la conducta, compuesto de una moral y un derecho relacionados entre sí de cierto modo. Se trata de una sanción nueva y más alta. Pero una autoridad eclesiástica no puede establecer regulación ninguna si no es sujetándose a las formas de la obligatoriedad subjetiva o intersubjetiva, o lo que es lo mismo, a la moral o al derecho”.

TESIS DE GUSTAVORADBRUCH
Al igual que Del Vecchio, niega la posibilidad de distinguir conceptualmente las normas jurídicas y las reglas de trato social.
El derecho, la moral, la religión, en una palabra, todas las formas de la cultura, poseen orientación análoga, y tienden siempre al logro de valores: justicia, bondad, santidad, etc. Pero si inquirimos cuales sirven de meta para los convencionalismos nolograremos descubrirlos, sencillamente porque no existen. Por eso se determina que a la moral como la realidad cuyo sentido estriba en desarrollar la idea de lo bueno y al derecho como la realidad que tiene el sentido de servir a la justicia.
El decoro social no puede coordinarse a los otros conceptos culturales, carece de sitio en el sistema de los conceptos de cultura.
La conexión entre el derecho yconvencionalismos, sigue diciendo Radbruch, no es en realidad, de orden lógico, sino histórico. Esto quiere decir que los usos pueden ser una etapa embrionaria de los preceptos del derecho, o bien, por el contrario una degeneración de los mismos.
TESIS DE RODOLFO STAMMLER
Las normas del derecho y los convencionalismos sociales deben ser distinguidos, atendiendo a su diverso grado de pretensiónde validez. Las primeras pretenden valer de manera incondicional y absoluta, independientemente de la voluntad de los particulares; los segundos son invitaciones que la colectividad dirige al individuo, incitándolo a que se comporte en determinada forma. “La forma del derecho abarca, pues, la totalidad de la vida social, aunque poniendo a contribución los usos y costumbres posibles o existentes,para regular la comunidad como la ley suprema lo exige”.
Los preceptos de la etiqueta, las reglas del decoro y, en general, todos los convencionalismos, son exigencias del tipo normativo. Si los usos sociales son como invitaciones, no es posible atribuirles carácter obligatorio, y si, tienen tal carácter, ilógico resulta desconocer su absoluta pretensión de validez. Es evidente que la sociedad...
tracking img