Testimonios de un secuestro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2472 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los guerrilleros controlaban la situación y daban la orden de no hablar. Algunos de nosotros, ya cansados hacia la media noche, comenzaron a pedir descansos, lo que era causa de molestia para los captores, por el delirio de persecución que les da, cuando presienten que la tropa los salga a buscar. Luego se inició en dirección SE o NE, el que se hace tortuoso por los resbalones, mas frecuentes enlas bajadas que subiendo y en medio del barro y las rocas filudas. Fue cuando empezó la tortura del chino Eduardo, pues por sus frecuentes caídas se luxó las rodillas, se le despegó del todo la suela de una sus botas de cuero y dijo en uno de sus momentos críticos, no seguir más. Entonces le tocó amarrar con el cordón la suela al cuero de la bota y seguir, no sin antes el jefe subir el tono de susordenanzas: vamos a descansar menos hasta salir de este sitio porque estamos en zona de peligro para ustedes, en caso de iniciarse una persecución militar. Si se llegase a presentar una situación de operativo de emergencia para la seguridad, las cosas se complican y no podemos responder por la vida de ustedes. Así que pidió colaboración de parte de nosotros. Más adelante Eduardo continuó pidiendodescansos, pues se le despegó la suela del otro zapato y el jefe fue más enfático en una de las ineludibles paradas. No lo podemos dejar aquí. Si se queda, me toca matarlo. Yo tengo la orden de llevarlos a ustedes arriba lo antes posible, vivos, así que colabore hermano. Esta sentencia fue tomada en serio. Las caídas del chino iban acompañadas de un grito entre lamento y llanto, en tanto que lasde Víctor y mías, más frecuentes estas ultimas eran silenciosas y tratando de no frenar la hilera. Decidí hacerme al frente del chino para que se apoyara en mi hombro, pues el caminaba con mucha dificultad, aunque yo también estaba cansado. No estábamos acostumbrados a semejantes caminatas por terreno irregular, de noche y por tanto tiempo seguido. Por ratos, le ayudaba al chino lo ayudaba Alvaro,por sugerencia de Don Chapatín.

….. Los guerrilleros tienen un discurso para el retenido en materia de seguridad y es que la tropa del ejército o “plaga” viene con todo a recuperar o a quitarles los secuestrados, vivos o muertos y que no dudarían en eliminarlos para decir que fue la guerrilla o en algunos casos ponerles un arma para decir que eran combatientes. De verse en aprietos por laplaga, el guerrillero bajo esa forma de pensar recibe la orden de eliminar al cautivo, para no darle el gusto militar al enemigo de que sea el quien lo haga. Si el que está de guardia, generalmente un guerrillero jóven no lo elimina luego de dada la orden, el ejecutado es él.
…. Víctor le ofreció discretamente el dinero al jefe, quien lo tomó. Este creo que ya le había preguntado que cuanto había,antes de que el hiciera la vaca, pero de nada sirvió el sigilo y la argucia, pues la respuesta a la solicitud de soltarnos a cambio de esa plata fue de un no rotundo. Víctor le pidió entonces que devolviera la plata y vino luego un ademán amenazante de sacar el arma.
…… Nos dieron una ropa precaria y vieja pero seca, una cobija, plásticos, era una verdadera dotación de “desechables”.A mí me tocó unpantalón camuflado pequeño y muy roto. Había gallinas, pero nunca comimos de ellas, porque eran del señor de la casa y no se las había facilitado. Nunca entendí ni creí esto, que no hubiera para comprar una gallina.
…… Había agua de manguera par cocinar, para bañarse y para lavar la ropa. A pesar de la advertencia de no salir del rancho, teníamos de todas maneras que salir a bañarnos o hacerhoyito, o sea cagar en un hueco hecho con una pica o algún palo o machete, para depositar el excremento y luego taparlo.
….. Había agua de manguera par cocinar, para bañarse y para lavar la ropa. A pesar de la advertencia de no salir del rancho, teníamos de todas maneras que salir a bañarnos o hacer hoyito, o sea cagar en un hueco hecho con una pica o algún palo o machete, para depositar el...
tracking img